27 mayo 2011 Hardware, Industria

Cbreeze, sensor temperatura

Con la última actualización de la gama iMac, Apple decidió instalar un tipo de disco duro que sólo la compañía puede reponer en caso de avería. Es decir, dejó de instalar discos duros estándar y ahora monta unos discos duros propietarios que sólo la propia compañía vende. Realmente el cambio radica en el conector que utilizar y en haber incluido un sensor de temperatura en la propia conexión SATA en lugar de hacerlo a mayores.

cBreeze es una marca que ha creado un sensor que permite utilizar cualquier disco duro en estos iMacs. Por supuesto no es una solución para todo el mundo, ya que en caso de que el equipo esté en garantía y necesitemos ampliar su capacidad de almacenamiento no podremos hacerlo de esta forma (perderemos la garantía). De momento no se sabe a que precio se venderá, ni cuando estará disponible exactamente, aunque si realmente funcionan tan bien como dicen cuando se produzca su lanzamiento será un accesorio imprescindible, sobre todo para los usuarios que ya no tengan garantía en su equipo y quieran ampliar el disco duro (o simplemente montar uno nuevo).

En caso de utilizar un disco duro cualquiera el iMac funcionará, pero nos encontraremos con un gran problema. El equipo detectará que la temperatura del equipo es superior a la recomendada y los ventiladores funcionarán a todo trapo continuamente, con el consiguiente aumento de consumo energético y producirá demasiado ruido. Esperemos que Apple recapacite y vuelva a instalar discos duros normales en sus equipos. Entendemos que quieran asegurar un correcto funcionamiento de los equipos, pero no a costa de “sangrar” a los clientes.

Vía | Hardmac

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *