7 marzo 2013 Hardware, iOS, Opinión

iWatch

Para bien o para mal, el gran protagonista de la rumorología en el ecosistema de Apple está siendo ese supuesto reloj inteligente que parece que se está cociendo en Cupertino. El iWatch.

Y digo para bien y para mal, porque aunque la mayoría de las opiniones son favorables y hablan de lo prometedor que suena un dispositivo así, sobre todo si es una compañía tan innovadora como Apple quien está tras él, imaginando todo tipo de características y funcionalidades e incluso ofreciéndose a participar, no todo el mundo parece tener las miras tan altas respecto al proyecto.

Para el CEO de Swatch, Nick Hayek, de existir finalmente ese reloj, no tendría el mismo potencial ni el mismo impacto que tuvo en su momento el iPhone, por ejemplo.

Hayek no cree que que sea algo tan revolucionario como se está especulando. Para empezar, no podrá sustituir al propio iPhone en el uso habitual, sobre todo por el tamaño de la pantalla. Si quieres que se pueda llevar en la muñeca, no puede tener una pantalla grande y eso empobrecería la experiencia de usuario.

Durante su conferencia anual en la que se presentan los resultados de la compañía en la ciudad Suiza de Grenchen, el CEO de Swatch aprovechó también para comentar que, en su opinión, los usuarios compran relojes como artículos de moda y dan preferencia a la versatilidad sobre todo lo demás y no ve que productos como el Pebble o el propio iWatch vayan a resultar exitosos.

Aunque Swatch y Apple han estado en contacto (en palabras del propio Hayek), hablando sobre materiales y tecnología para generar energía a partir del movimiento físico, ha sido con Microsoft con quien se ha aliado para producir su propia versión de un smartwatch: El Swatch Paparazzi, que es capaz de ofrecer información en pantalla, como noticias, el tiempo, horóscopo o la bolsa y que lucen en la fotografía siguiente el propio Hayek, Bill Gates y la popular Mischa Barton, de The OC.

Bill Gates and Swatch CEO Nick Hayek show new Swatch watches in New York

Personalmente, y aunque no se sabe ni el material en que se fabricará finalmente, ni si será capaz de ejecutar iOS al completo, ni su aspecto definitivo… Bueno, ni si se acabará fabricando finalmente, yo pienso totalmente diferente que el mandamás de Swatch.

El principal motivo es que ahora, todo lo que fabrique Apple va a ser un éxito. Tal cual suena. ¿No es necesario? Ya se creará la necesidad.

Ya existían teléfonos móviles, reproductores multimedia y tablets, pero cuando el iPhone, el iPod o el iPad vieron la luz lo revolucionaron todo.

Vía | Bloomberg

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *