25 marzo 2017 Hardware

Shenzhen Baili iPhone 6

Un tribunal de la ciudad de Beijing ha revocado una sentencia dictada el año pasado en la que se dictaminaba que el iPhone 6 violaba una serie de patentes que, en teoría, eran propiedad intelectual de un fabricante chino y, por lo tanto, prohibía a Apple tener dicho terminal dentro de las fronteras del país.

Sin embargo, ahora las tornas han cambiado y otro tribunal de más alta instancia ha determinado que Apple no solo no es culpable de infringir patente alguna, si no que de acuerdo al veredicto, el iPhone 6 y el dispositivo chino no tienen nada que ver y son fácilmente distinguibles ante cualquier consumidor.

El pasado verano, el fabricante local Shenzhen Baili demandaba a Apple, acusándole de infringir una serie de patentes de su propiedad aplicadas a su smartphone Shenzhen 100c. Poco después, la Oficina Nacional de Propiedad Intelectual de Beijing les daba la razón y sentenciaba que el diseño del iPhone 6 copiaba el del modelo 100c.

Debido a esa sentencia, prohibían a Apple la venta del iPhone 6 en el país, aunque una orden administrativa posterior de las autoridades chinas permitió que el modelo se siguiese pudiendo vender mientras se resolvía la disputa.

Disputa que al final se ha resuelto del lado de los de Cupertino y que supone otro duro golpe para Shenzhen Baili, una empresa que, como ya os decíamos cuando saltó la noticia, apenas existe ya como tal y que, junto a su compañía madre, Digione, ya no pintan nada en el actual mercado de fabricantes de smartphones en China. Shenzhen Baili, además, nunca ha gozado de mucha popularidad debido a las críticas por la escasa calidad de la mayoría de sus dispositivos.

Por otra parte, es una buena noticia para Apple, acostumbrado a llevarse en el pasado más bien palos en las sentencias de los tribunales chinos y que puede dar una pista de que las negociaciones de la compañía en el gigante asiático, incluyendo las inversiones en centros de i+D, empiezan a dar sus frutos.

Vía | South China Morning Post

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *