20 abril 2015 Industria, iOS, Opinión, Seguridad, Software

seguridad

En España, cuando se dice eso de que no hay que mezclar churras con merinas, suele referirse a que no es buena idea mezclar en una misma frase dos conceptos que puedan llevar a un error, porque podemos correr el riesgo de que pensando que estamos haciendo una buena comparativa y al final estar metiendo la pata hasta el fondo. El dicho proviene de que si se mezclan la raza churra y la merina, que son dos tipos de ovejas muy diferentes (la primera por su carne y queso y la segunda por su lana) la cosa derivaría en una peor calidad de sus cualidades.

¿Y a qué viene toda esta disertación? Pues porque a un abogado del distrito de Manhattan se le ha ocurrido mezclar churras con merinas y se ha quedado tan ancho al asegurar que el iPhone es el teléfono perfecto para que los terroristas cometan sus crímenes, por eso de que la encriptación ofrecida por iOS 8 es muy difícil de romper por las agencias de seguridad.

Cyrus Vance Jr. aseguraba en un programa de radio de la ciudad e Nueva York que el iPhone sería sin dudarlo el smartphone preferido por los terroristas, ya que Apple ha creado un dispositivo que es totalmente opaco y al que no puede acceder ni la policía ni ningún organismo defensor de la ley, aún cuando un juez haya autorizado dicho acceso.

Vance Jr. insiste en que los políticos deberían tomar cartas en el asunto y elaborar leyes en contra de este tipo de encriptación utilizado por Apple y también por Google, porque de no hacerlo, se estaría poniendo en manos de esos terroristas herramientas para burlar la vigilancia de las autoridades y lo que debe hacerse es evitar dichos actos terroristas, no facilitarlos.

Las filtraciones que el famoso Edward Snowden facilitó a la opinión pública y en las que se detallaban los programas de vigilancia de masas empleadas por la Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos, sin embargo, fueron el detonante que forzó a los usuarios (como a mí, que no soy precisamente un terrorista) a demandar una mayor seguridad en sus comunicaciones a las compañías tecnológicas.

Seguridad para evitar el acceso no deseado a nuestros datos por parte de usuarios maliciosos o de cualquiera no autorizado y que culminó, en el caso de Apple, en iOS 8, un Sistema Operativo tan seguro que la propia compañía ha reconocido que sería incapaz de ayudar a desbloquear un dispositivo, aunque así lo requiriese una orden judicial.

Políticos y autoridades con un punto de vista similar al de Vance Jr., como el Primer Ministro británico David Cameron o el Fiscal General de los Estados Unidos, Eric Holder, han pedido a Apple y a Google que creasen una serie de “puertas traseras” en sus sistemas para facilitar el acceso a las agencias gubernamentales y en esas estamos actualmente.

Vía| Apple Insider

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Lo mejor de la semana en DescubreApple: multinacional, un par de curiosidades y tecnología que enamora 27 abril 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *