28 mayo 2016 Opinión

Empleado Apple Store

Estoy seguro de que todos los que somos fans de la manzana hemos pensado en alguna ocasión lo estupendo que sería poder trabajar en una Apple Store, viviendo desde dentro lo que muchos solo atisbamos a ver desde fuera, rodeado constantemente de esos productos que tanto admiramos y deseamos.

Para quienes en algún momento hemos trabajado en una tienda de Apple o en un negocio relacionado, muchas de estas fantasías se realizan, otras incluso superan las expectativas y también nos hemos llevado más de una decepción, pero de lo que no cabe duda es de que formar parte del personal de una Apple no es precisamente un trabajo más. De hecho, dicen es más complicado que entrar en Harvard.

El magazín Business Insider publica una entrevista poco habitual con un empleado de una de las Apple Store de Reino Unido, poco habitual porque no se si sabéis que cuando se empieza a trabajar en la tienda hay que firmar un contrato de confidencialidad que prohibe comentar públicamente acerca de cualquier dato comercial que se conozca desde el primer día. Un contrato que ahora indica expresamente que no se anuncie nuestro puesto de trabajo en las Redes Sociales, incluyendo la idea de hacernos un selfie luciendo el uniforme de la compañía.

Tan concienzudo es este acuerdo, que el empleado al que se le ha realizado la entrevista ha preferido mantener su identidad oculta para evitar que desde Apple tomen algún tipo de acción legal contra él. Como veis, parece que trabaje en el Pentágono.

Los sueldos no están mal, con unas ocho libras (alrededor de diez Euros y medio) a la hora, no reciben ninguna comisión extra por cada venta que hagan y destaca un dato que seguro llamará la atención a quienes no conozcan la política de Apple y es la ausencia de promociones internas, así como el cambio de jornada laboral mediante este procedimiento. De hecho, de los cinco encargados que ha conocido el entrevistado, solo uno había empezado su carrera en Apple.

Sin embargo, cada empleado debe considerarse a sí mismo como si fuera un encargado y actuar como tal, por lo que si lo unimos a esta ausencia de promoción interna, a veces nos encontramos con veteranos que venden como rosquillas y que siguen trabajando como Expertos o Especialistas, los puestos de debut de la mayoría de los empleados de una Apple Store.

¿Compensa entonces trabajar en una tienda de Apple?

Personalmente pienso que sí, que a veces es como trabajar en un McDonalds, una experiencia que curte, aunque hay opiniones para todos los gustos, sobre todo si trabajas en algunos de los puestos técnicos, como la Genius Bar, con más contacto con el cliente. De hecho, en más de una ocasión han recibido hasta amenazas de muerte por parte de clientes descontentos y eso no hay dinero que lo compense.

Lo que sí que lo compensa son ventajas como los generosos descuentos a la hora de adquirir productos de la compañía, un 15% de descuento también en las acciones de Apple e incluso acceso en determinadas ocasiones al propio CEO, Tim Cook.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *