5 enero 2016 Recursos

Valencell-web

Apple está siendo acusada de solicitar información crítica a la empresa de biometría Valencell, la cual prestó a los de Cupertino prototipos en el transcurso de una relación “ficticia”, con el fin de conseguir todo lo necesario para implementar la tecnología y el sensor de medición de frecuencia cardíaca en el Apple Watch.

La demandante apunta que a Apple sale más rentable jugársela infringiendo patentes, que no pagar por la licencia de uso de la tecnología.

Valencell explica que Apple mostró interés por su tecnología biométrica a primeros del 2013, justo cuando el desarrollo del Apple Watch se puso en marcha. De hecho, asegura que Liang Hoe, Senior Partnership Manager de Apple por aquel entonces, les propuso una asociación para usar la tecnología de detección de frecuencia cardíaca en la muñeca.

Una vez hizo público su interés por la tecnología, Apple dio instrucciones para que se pudieran descargar datos e información crítica relacionada con la tecnología biométrica. A esta información se accede rellenando un formulario, el cual según la demanda, se falsificó en varias ocasiones para enmascarar la identidad de los que accedían a los datos. Gracias a las direcciones IP registradas por el sistema, asignadas a Apple, se han identificado positivamente hasta 7 empleados de la empresa de Cupertino que juegan un papel importante en el diseño del sensor de frecuencia cardíaca del Apple Watch.

En junio de 2013 Apple y personal de Valencell, incluido su cofundador y presidente Steve LeBoeuf, debatieron acerca de la integración de la mencionada tecnología, con el nombre comercial de PerformTek, en ciertos productos Apple. La empresa no comercializa productos en sí, pero es muy conocida en el espacio de la biometria por su tecnología, y la ha licenciado a gigantes como LG, Sony, Jabra o iRiver, así como en dispositivos de muñeca de Scosche y Atlas Weareables. Curiosamente, Fitbit ha sido demandada por lo mismo que Apple.

Según la demanda, la intención de Apple ya no pudo ocultarse a partir de la demostración de un prototipo de reloj a 15 empleados no identificados de la compañía. Posteriormente, Valencell sigue proporcionando muestras técnicas de ensayo y análisis y más datos sobre weareables durante 2014, hasta que el Apple Watch se presentó en septiembre de ese año.

Las patentes reclamadas por Valencell están directamente relacionadas con soluciones biometricas portátiles encontradas en el Apple Watch.

Vía | Appleinsider

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *