22 diciembre 2010 Industria

Tarjeta de crédito

Un joven británico llamado Lamar Johnson ha comprado en las tiendas online iTunes y Amazon música de su propio grupo por valor de 750.000 dólares (unos 571.000 euros al cambio actual). Hasta aquí todo es normal, y podría ser una simple campaña para hacer subir al grupo en las listas de los más vendidos.

Pero no sería noticia sino fuese porque esta persona ha utilizado tarjetas de crédito robadas. Ahora se enfrenta a un delito por fraude y una pena de cárcel de cinco años. De momento el resto de componentes del grupo están en libertad, aunque tendrán que declarar a partir del próximo mes de enero y podrían tener penas similares en caso de que el juez determine que son cómplices del delito de su compañero.

Esto no es ninguna buena noticia, ya que los afectados tendrán difícil recuperar su dinero, aunque quizá el juez que lleva el caso pueda hacer algo y “obligar” de alguna forma a la devolución del dinero por parte de los estafadores.

Vía | DailyMail

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *