7 junio 2013 Industria

ecologia china

Cómo han cambiado las cosas. Hace menos de tres años, los grupos de activistas chinos en defensa del medioambiente protestaban contra la política en la materia de Apple, recriminando los niveles de contaminación presentes en las factorías que ensamblaban productos de la manzana, como era el caso del iPhone.

En aquel entonces, se tachaba a Apple de irresponsable, de hacer oídos sordos a las críticas y de aprovecharse de la laxitud de las leyes medioambientales del país.

Sin embargo, la tortilla ha dado completamente la vuelta en ese lapso de tiempo hasta nuestros días y, lo que entonces eran críticas, se han tornado ahora en alabanzas hacia la política medioambiental de la compañía.

Cambio que se ha producido debido al radical cambio al respecto por parte de Apple en China, que ha llevado incluso a la efusiva opinión favorable del activista Ma Jun, sorprendido favorablemente por la nueva actitud de los de Cupertino.

Y no lo está diciendo un cualquiera, ya que Ma Jun encabezó en su momento un movimiento de protesta hacia Apple, cuando esta fue la única compañía occidental que se negó a cooperar con el Instituto de Asuntos Públicos y Medioambientales, dirigido por el activista. Tras el desaire, Ma Jun no cesó de intentar que Apple se entrevistase con su organización y cambiase su política medioambiental, algo que desembocó en la apertura de todas las factorías de proveedores de Apple a las investigaciones medioambientales de terceros, como el propio Instituto de Asuntos Públicos y Medioambientales, el pasado 2012.

Hoy día, Apple se ha convertido en un abanderado del activismo medioambiental en el gigante asiático, siendo alabado e incluso premiado por sus esfuerzos en hacer ecológicamente sostenibles a sus empresas subsidiarias, como es el caso de Foxconn, cuyas instalaciones visitó recientemente Tim Cook el año pasado.

Y es precisamente al nuevo CEO de Apple al que se le achaca este cambio de mentalidad, por su posicionamiento mucho más cercano a los grupos ecologistas de lo que lo estaba el desaparecido Steve Jobs.

Vía | Apple Insider

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *