13 julio 2016 Hardware

S76S

La lucha desesperada de Samsung por hacerse con el mercado estadounidense y superar al iPhone viene ya de largo, con lemas publicitarios como The Next Big Thing, artículos en prensa hablando año tras año del “iPhone Killer”, o campañas publicitarias que mostraban a los clientes de Apple que hacen fila en la Apple Store para comprar su nuevo iPhone como ovejas de un rebaño sin capacidad de decidir por si mismos.

Tras 7 generaciones de su flagship Galaxy S los coreanos parece que finalmente lo han conseguido. Resulta que el truco para lograrlo no consistía en burlarse de los usuarios del iPhone sino en hacer un smartphone redondo, con una pantalla AMOLED impresionante, buena batería y una cámara de las mejores del mercado.

Los últimos datos de Kantar Worldpanel para el mercado estadounidense reflejan que las ventas del iPhone 6s y 6s Plus han sido menores este último trimestre (hasta el último día del mes de mayo) que las del Galaxy S7 y S7 edge. Un 16 por ciento de los consumidores estadounidenses optaron por el smartphone de Samsung frente a un 14.6 que se decantaron por la alternativa que ofrece Apple.

Estos resultados son sorprendentes, ya que aunque Samsung siempre ha intentado lanzar su Galaxy S 6 meses después del lanzamiento de un nuevo iPhone y 6 meses antes del lanzamiento del siguiente, para tratar así de evitar que Apple le quite ventas, hasta ahora nunca había logrado superar en ningún trimestre a las ventas del iPhone.

Los datos de Kantar también muestran que Samsung tiene la mayor cuota de mercado en Estados Unidos gracias a la gran variedad de smartphones con que cuenta, logrando un 37 por ciento frente al 29 por ciento de Apple. En cualquier caso, Apple sigue manteniendo un mayor porcentaje de fidelidad de sus clientes, aunque no por mucho. Un 88 por ciento de aquellos que ahora poseen un iPhone aseguran que volverán a comprar otro, mientras que en caso de Samsung este porcentaje se sitúa en el 86 por ciento.

El lanzamiento del iPhone 7 este próximo mes de septiembre, no obstante, debería hacer que todo vuelva de nuevo a la normalidad pero eso no evita que haya que reconocerle el mérito a Samsung y que en Cupertino deberían apretar un poco más el acelerador, ofreciendo algunas mejoras en hardware que ya se echan en falta y que posiblemente todavía no las veremos en el iPhone 7, como pueden ser la carga rápida, pantalla AMOLED, resistencia al agua o incluso la Realidad Virtual que sí ofrece el S7 de Samsung.

Vía| KantarWorldPanel

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *