7 abril 2014 Industria, Opinión

Beating Apple

Sin duda, hoy ha sido un día en que las filtraciones de documentos internos han sido la base de noticias muy interesantes en el ecosistema de la manzana y sus alrededores.

Si hace unas horas descubríamos las supuestas estrategias de Cupertino para que el iPhone 6 satisfaga las necesidades de la mayor cantidad de posibles clientes, ahora es el turno de hablar del máximo rival de los de Cupertino, Samsung, el eterno enemigo.

El juicio que enfrenta a ambas compañías en su enésima guerra de patentes ha revelado que desde 2012, la máxima prioridad de los coreanos ha sido ganar a Apple en todas las situaciones. Ahora entendemos que las cosas hayan sido así desde entonces, ¿no os parece?

Aprendida la lección de su primer enfrentamiento por infracción de patentes en 2011, Samsung empezó a considerar a Apple como una amenaza real y urgente y que a partir de 2012, la estrategia a seguir era la de derrotar a Cupertino.

De esa manera, estudió a fondo la manera de competir con el iPhone 5 con su serie Galaxy, en ocasiones imitando las exitosas formas de Apple en sus propias campañas publicitarias, intentando grabar en la memoria del usuario sus productos.

El objetivo: que la gente entrase en una tienda con la intención de comprar un Samsung de la misma manera que lo hacía con el iPhone.

Samsung se esforzó en entender qué llevaba a la gente a pensar de esa manera, gastando miles de millones de dólares en publicidad, además de conceder todas las demandas de las operadoras (ofertas exclusivas, terminales baratos para todo tipo de consumidores…), al nivel de orientar el 80% de sus productos al servicio de esas intenciones y únicamente un 20% a terminales de alta gama, como el Galaxy S3 y similares.

Vamos, que la batalla Samsung vs. Apple es de todo menos amistosa y casual

Vía | 9to5 Mac

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 abril 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *