7 julio 2016 Seguridad

funda pistola

Desde los atentados del Nueva York en el 11-M, donde se utilizaron aviones secuestrados como bombas volantes que se estrellaron contra los edificios, la seguridad en los aeropuertos de todo el mundo ha llegado a alcanzar cuotas que a veces rozan la paranoia con el propósito de que volar sea una experiencia completamente segura para todos los pasajeros.

Tanto es así que los registros se han vuelto algo habitual antes de acceder a la terminal de embarque y, aunque en la mayoría de los casos es un mero trámite que no suele pasar de un engorro, hay ocasiones como esta que os vamos a relatar en la que la situación toma un cariz algo más peligroso que de costumbre.

La policía encargada de velar por la seguridad del aeropuerto londinense de Stansted (probablemente uno de los que más he utilizado en mi vida), detuvo ayer a un pasajero como sospechoso de portar encima un arma de fuego que posteriormente resultó ser la funda protectora de su iPhone.

Pero una funda que imitaba a una pistola con bastante aproximación a su aspecto real, lo que disparó las alarmas entre la seguridad del aeropuerto y que culminó con la detención final del pasajero para evitar males mayores.

funda pistola2

Tras el incidente, la policía de Essex colgó una foto en su cuenta de Twitter de esta funda, aconsejando a la gente que no llevase este tipo de accesorios en lugares sensibles como las terminales de los aeropuertos, ya que pueden confundirse con armas reales y poner la vida de su portador y del resto de las personas. La policía dispone de poco tiempo para reaccionar ante una amenaza de este tipo y la confusión puede tener graves consecuencias para todos.

El detenido podría enfrentarse ahora a cargos por desorden público y por llevar una imitación de un arma de fuego en público. En la mayoría de las ocasiones, la gente no es consciente de los riesgos que supone llevar un objeto de estas características en lugares públicos y la alerta que esto puede causar o los peligros asociados.

Y es que este tipo de fundas para el iPhone ya han resultado polémicas desde que empezasen a popularizarse entre los usuarios y, aunque han empezado a desplacer de algunas de las tiendas más populares en la Red, no es la primera vez que se registra una situación como la que os acabamos de contar. Por ejemplo, el verano pasado, la policía canadiense se enfrentó a un hombre que llevaba una de estas carcasas, creyendo que se trataba de una pistola real.

Vía | BBC News

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *