26 mayo 2015 Industria, Vídeos

Apple Watch oro_1

Ya ha visto todos los modelos y versiones del Apple Watch y ya tienes claro cual es el tuyo. Nada de un Apple Watch Sport, ni siquiera uno de acero inoxidable, no, tú quieres ser Beyoncé, quieres ser Kanye West: quieres el Apple Watch Edition.

Pero claro, barato, barato… barato, no es. Pero no os preocupéis, si lo vuestro es el dorado, aún hay una posibilidad de lucir un Apple Watch de oro que puede que no sea la exclusiva edición e lujo de la marca, pero será igual de pinturero, dará el pego a la gran mayoría y no hará que nuestras carteras se resientan tanto.

La primera opción es la de hacernos con uno de los Apple Watch de acero inoxidable que Very Good Plating Company personaliza con un baño de oro de 18 o 24 quilates y que por unos precios que van entre los 49 dólares del cierre de la correa a los 499 que cuesta hacer lo propio con la caja del reloj, pone en tu muñeca todo un Apple Watch de oro.

Los resultados, como podéis ver en el vídeo son realmente espectaculares e incluso ofrecen la posibilidad de enviar una pulsera de oro, opción que Apple no contempla y que solo hemos visto en las muñecas de las celebridades.

Una alternativa más asequible que hacernos con una versión Edition y que, vista la calidad, resulta más que atractiva y elegante.

Otra opción todavía má barata, aunque quizás no tan pluscuamperfecto como la que os acabamos de mostrar es la de bañar nosotros mismos el Apple Watch que decidamos comprar en oro.

El proyecto The Midas Touch llega a Kickstarter de la mano del químico Eric Knoll para ofrecernos un kit para aplicar un baño de oro de 24K a nuestro smartwatch.

Por sólo 100 dólares (91,8 Euros) o 150 (147,7 Euros) si queremos además extender el baño a la correa de acero, además de a la caja, podemos personalizar nuestro modelo y hacerlo lo más parecido posible a ese deseado y prácticamente inalcanzable Apple Watch Edition.

Lo bueno que tiene esta opción, además de resultar más económica, es que si te arrepientes, siempre puedes devolverle el aspecto original al dispositivo utilizando una cera abrasiva.

Vamos, que si no tienes un Apple Watch de oro, es porque no quieres.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *