7 mayo 2015 Hardware

CrashedScreen

Mucho se ha hablado últimamente sobre las pantallas de cristal de zafiro. Todo empezó con aquellos rumores que afirmaban que los actuales iPhone 6 y 6 Plus podrían contar con una de estas pantallas. Al final esto no fue así, y por ahora el primer y único dispositivo de Apple que cuenta con una pantalla de cristal de zafiro es el Apple Watch, en sus versiones de acero inoxidable y oro.

En muchos de los artículos de los blogs del sector se habla de la mayor resistencia del cristal de zafiro como una de las grandes ventajas de estas pantallas, y aunque esto es cierto, al final la generalización de este concepto ha llevado a que muchos usuarios tengan una idea equivocada de la realidad.

Sí, las pantallas de cristal de zafiro son más resistentes. Tal y como hemos podido ver por los tests realizados por Consumer Reports, la pantalla del Apple Watch de acero inoxidable es prácticamente imposible de rayar. Por el contrario, aunque la pantalla del Apple Watch Sport con cristal Ion-X resiste bastante bien, es posible que pueda rayarse con algo más de facilidad.

Pero que las pantallas de cristal de zafiro sean más resistentes a las rayaduras no significa que sean más resistentes en general, ante cualquier situación. Este es un error de concepto que parecen tener muchas personas.

La realidad es que la pantalla Ion-X del Apple Watch Sport resiste mejor un golpe seco que la de cristal de zafiro. Por tanto, el motivo por el que se ha incluido una pantalla Ion-X en el Apple Watch Sport no es únicamente por ser más barata, parece tener bastante sentido incluir esta pantalla en un modelo Sport que probablemente se va a utilizar en muchas más ocasiones para actividades algo más arriesgadas donde puede recibir un golpe.

Prueba de todo esto es este vídeo de FullMag, donde podemos ver como son sometidos ambos modelos del Apple Watch a una prueba de inmersión en agua y a una caída con la pantalla chocando directamente en el suelo. La prueba de inmersión no resulta especialmente interesante, ya que son sacados a toda prisa, cuando ahora ya sabemos que el Apple Watch debería aguantar sin problemas hasta 30 minutos a un metro de profundidad. Aunque la verdad es que el efecto SloMo del agua le da bastante atractivo al vídeo.

Lo que realmente nos interesa es el test de caída chocando la pantalla frontalmente contra el suelo. En este caso, vemos como el Apple Watch Sport es capaz de superar la prueba, mientras que la pantalla de zafiro del Apple Watch de acero inoxidable acaba partida en dos.

Pero el cristal Ion-X del Apple Watch Sport parece tener también algunas otras ventajas respecto al zafiro. Tal y como ya vimos en el análisis de la pantalla realizado por DisplayMate, la pantalla de zafiro de los modelos más “premium” del Apple Watch duplica la luz ambiente reflejada, y por tanto provoca más reflejos cuando estamos en exteriores. De este modo, los colores representados por la pantalla aparecen en cierta manera lavados y las imágenes menos contrastadas.

Así pues, y para finalizar. La pantalla de cristal de zafiro del Apple Watch es más resistente a los rayones, pero no a los golpes. ¿Es mejor que la pantalla de mi Apple Watch sea de cristal de zafiro? Pues depende, como casi todo en esta vida tiene sus pros y sus contras.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *