25 septiembre 2015 Hardware

iPhone6swater

Cuando Apple presentó el nuevo iPhone 6s nos mostró algunas de las nuevas características que lo diferencian del modelo del año anterior: el iPhone 6. En este nuevo 6s disponemos de una cámara de mayor resolución con 12 megapíxeles, en vez de 8, que permite además grabar vídeo 4K cuando el anterior “solo” ofrecía 1080P. En el nuevo 6s también podremos disfrutar de la tecnología 3D Touch que va a cambiar por completo nuestra experiencia de uso con iOS 9; mejoras en la conectividad, un nuevo chasis de aluminio más resistente, etc…

Todas estas nuevas características ya las conocemos todos pues se ha hablado bastante de ellas desde su presentación. Existe otra característica más que podría diferenciar al iPhone 6s respecto del 6 de la que, sin embargo, hasta ahora no se nos ha dicho nada. Se trata de la resistencia al agua.

En un vídeo publicado por el YouTuber TechSmartt repite la misma experiencia que ya realizó, hace ahora ya un año, cuando introdujo en agua el iPhone 6. En aquella ocasión el iPhone 6 dejó de funcionar poco más de un minuto después de ponerlo a remojo. La escena mostraba además como salían burbujas del iPhone, lo que dejaba claro que existe espacio interior y no está sellado.

Un año después, el experimento ha sido el mismo, salvo que en esta ocasión con un iPhone 6s Plus y el resultado ha sido completamente distinto. El vídeo muestra como el iPhone 6s Plus ha permanecido bajo el agua más de 30 minutos y ha salido como si nada. Además, podemos comprobar como en esta ocasión no salen burbujas como con el iPhone 6, lo que indica que está sellado mucho mejor.

En base a este resultado, parece posible que los nuevos iPhones sean resistentes al agua, igual que ocurre con el Apple Watch. Apple, sin embargo, no ha dicho nada al respecto, probablemente porque no quiere ver como miles de usuarios se dedican a probar dónde está el límite de esta resistencia, para acabar finalmente en la Apple Store protestando porque ya no funciona bajo el agua como prometían.

Aquí tenéis el vídeo del que os hablo:

Y este otro es el del año pasado, con un resultado mucho menos satisfactorio:

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *