22 marzo 2015 Hardware

MacBook2015

Todos nos quedamos sorprendidos con el exquisito diseño y la extrema delgadez del nuevo MacBook de 12 pulgadas presentado por Apple hace un par de semanas. Sin embargo, para lograrlo es necesario sacrificar, en cierta medida, el rendimiento que podemos obtener con este equipo que puede ser incluso menor que el del MacBook Air más barato disponible actualmente.

¿Realmente merece la pena?. Probablemente no haya una respuesta categórica a esta pregunta y dependerá fundamentalmente de cada usuario.

Por el momento existen 7 modelos distintos del procesador Intel Core M que Apple ha decidido incluir en el nuevo MacBook. Estos procesadores se mueven entre los 800MHz y los 1.2GHz del modelo más potente. Todos ellos son dual-core con 4MB de cache y, actualmente, vienen siempre acompañados del mismo chip gráfico, Intel HD Graphics 5300.

Apple ha optado por los dos modelos más potentes para el nuevo MacBook de 12 pulgadas con 1.1 y 1.2 GHz. Aunque ha prometido una próxima nueva configuración con el Intel Core M a 1.3 GHz.

La ventaja fundamental de este procesador Intel Core M no es otra que su reducido consumo energético de tan solo 4.5W, muy por debajo de otros procesadores para portátiles cuyo consumo fácilmente pude ser el doble. Este bajo consumo del Intel Core M es consecuencia de su arquitectura de 14 nanómetros.

El menor consumo de este procesador supone además un menor calentamiento, lo que ha permitido a Apple que el nuevo MacBook cuente con un diseño extremadamente delgado y que no necesita ventilador, reduciéndose así el ruido generado por el equipo.

Sin embargo, no todo pueden ser ventajas, ya que de ser así todos los MacBooks deberían integrar este procesador. La contrapartida de ese menor consumo, calentamiento y sigilo en su funcionamiento no es otra que el rendimiento.

NewMacbook2015

Incluso el procesador más potente de la gama Intel Core M debería tener un rendimiento inferior al MacBook Air más barato de todos. Aunque por el momento no existen Benchmarks que nos permitan medir el rendimiento del nuevo MacBook, ya que no está disponible aún en el mercado, si que podemos hacernos una idea con otros equipos que cuentan con una configuración similar.

Este sería el caso del Lenovo Yoga 3 Pro, que cuenta con un procesador idéntico a 1.1GHz y que según Digital Trends obtiene una puntuación de 2453 en single-core y 4267 en multi-core, lo que lo sitúa por debado de los 2565 y 5042 obtenidos por el MacBook Air más barato.

Con estos datos la pregunta que nos hacemos es si realmente merece la pena pagar unos 500 euros más respecto al precio del MacBook Air más barato para obtener un rendimiento menor. La respuesta es sí, en algunos casos.

Aunque bien es cierto que el rendimiento será menor, la portabilidad y ligereza que nos va a ofrecer este nuevo MacBook va varios pasos más allá de lo que hemos visto hasta ahora. Así pues, para aquel que necesite movilidad sin excesivos requerimientos en cuento al rendimiento este nuevo MacBook va a ser el equipo perfecto.

Aquellos otros usuarios que lo usen como equipo principal, conectado a un monitor y otros periféricos y para los que la movilidad no sea un factor tan determinante probablemente harán bien optando por un MacBook Air o un MacBook Pro.

Al fin y al cabo, lo importante es que tenemos opciones donde elegir.

Vía| AppleInsider

Comentarios

3 comentarios
  • pepe

    “si realmente merece la pena pagar unos 500 euros más respecto al precio del MacBook Air más barato para obtener un rendimiento menor. La respuesta es sí, en algunos casos.”
    jajajajajaj
    ajajajajaja
    ajajajaj

    por 500 EUR me compro 1 tablet que le da mil vueltas a un Core M.
    qué fanboys!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *