31 julio 2015 Hardware

USB-C-MacBook

Proveedores y fabricantes apuntan a que el conector USB-C que ha introducido en el mercado Apple, tendrá una rápida adopción por parte de toda la industria.

A algunos esta historia nos deja cierta sensación de deja-vú. Como si se tratase del “cuento de Pedro y el lobo”.

Fabricantes de circuitos integrados con base en Taiwan, donde se aglutina gran cantidad de la industria a nivel mundial, esperan ansiosamente, pero con buenas perspectivas, que el conector USB-C que Apple ha introducido con el nuevo MacBook de 12 pulgadas, sea adoptado en masa y rápidamente en ordenadores portátiles y terminales móviles, entre otros productos posteriormente. Apple podría haber animado indirectamente a otros fabricantes a seguir su senda, y el resultado podría empezar a verse en breve en toda la industria.

Sin embargo, se espera que el despliegue del conector llegue junto a un nuevo USB-C con una tasa de transferencia de datos mayor, ya que la actual compite con desventaja con la versión anterior del conector USB, aunque a priori sólo la velocidad de transferencia sería la única ventaja que tendría el USB original sobre el USB-C.

El “cuento de Pedro y el lobo” suena en la memoria colectiva cuando hablamos de Apple y conectores, porque recordamos que conectores Mini DisplayPort o Thunderbolt se licenciaron a terceras partes y nunca han tenido una adopción masiva. Lo mismo -eso sí, a menor escala y bajo el ‘marco’ de “Made for iPhone” o simlilares- en el caso del conector Dock o del Lightning.

Es posible que el cambio de tamaño del conector que implica cambiar radicalmente el form-factor que casi toda la industria sea el principal escollo para que el USB-C se popularice, como ya ha ocurrido antes en las mencionadas ocasiones.

Vía | Appleinsider

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *