18 marzo 2017 Industria

AirPods

Apple está vendiendo los AirPods y el Apple Watch a bajo precio con la intención de atraer a más usuarios a su ecosistema y dejar fuera a la competencia. Esto es al menos lo que cree el analista Neil Cybart de Above Avalon. Una afirmación un tanto sorprendente pero que no carece de sentido.

Este analista considera además que esta estrategia de bajo precio resultaría completamente inimaginable hace 10 años, cuando era una opinión generalizada que la compañía californiana acostumbraba a inflar los precios de sus productos dándoles así cierta exclusividad.

Lo cierto es que Apple no ha dejado de vender productos caros -aunque la relación calidad/precio sea mucho mejor que otros algo más baratos, pero esto ya es otro asunto-. Ejemplo de ello serían los Macbook Pro si los comparamos con algunos PCs portátiles de características similares; o el mismo Apple Watch Edition con un precio de 1519 euros en su versión de 42mm.

La diferencia es que ahora ya no es caro todo lo que vende como ocurría antes. Tal y como señala este analista, este sería el caso de los AirPods que pueden comprarse por 179 euros -cuando hay stock, claro-. Aunque es cierto que hay gente a la que le puede parecer demasiado dinero gastarse 179 euros en unos auriculares, si los comparamos con la competencia su precio está claramente por debajo.

Cybart enumera algunas alternativas a los AirPods con sus precios en dólares. Teniendo en cuenta que los AirPods pueden comprarse en Estados Unidos por 159 dólares, todos ellos son notablemente más caros, salvo los Bragi Headphone

– Kanoa: $300
– Bragi Dash: $299
– Erato Apollo 7: $289
– Skybuds: $279
– Earin: $249
– Motorola VerveOnes+: $249
– Samsung Gear IconX: $199
– Bragi Headphone: $149

En opinión de este analista, viendo los precios de la competencia y las especificaciones de los AirPods lo normal es que Apple los hubiese puesto a la venta por 249 dólares, lo que dejaría su precio entorno a los 300 euros en Europa. En vez de eso, Apple ha decidido venderlos por 159 dólares “dejando sin oxígeno a la competencia“.

Apple gana igualmente, ya que consigue que muchos usuarios den el salto al iPhone y evita que otros tengan la tentación de pasarse a Android, siendo precisamente el iPhone la fuente principal de sus beneficios. Mientras que, por otro lado, muchos de estos fabricantes de auriculares sencillamente no pueden competir bajando más los precios porque es su única fuente de ingresos, no venden nada más que auriculares.

En definitiva un Win-Win para Apple

Vía| MacRumors

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *