11 abril 2013 Industria, Opinión

google-apple

¿Cuántas veces hemos hablado por aquí de disputas entre Apple y Google? ¿O de Apple contra Samsung? Si juntamos ambas darían para escribir casi un blog dedicado al tema, ¿Verdad?

Estas contínuas confrontaciones, casi siempre por un “quítame allá esa patente”, empiezan a resultar anecdóticas y cansinas. Y no sólo a nosotros, si no incluso a los jueces encargados de llevar estos litigios, que empiezan a expresar su malestar ante tales procedimientos.

Es el caso de un Juez de Distrito en Florida, que ha reprendido la actitud de ambas compañías, acusándolas de provocar estas guerras de patentes como parte de su estrategia de negocio en lugar de centrarse en la resolución de sus diferencias.

Este juez se encarga en la actualidad de una disputa legal entre ambas compañías, concretamente la que enfrenta a Apple con Motorola Mobility, actualmente propiedad de Google, desde principios de 2012 y a raíz de una supuesta infracción de patentes.

Según el magistrado, ninguna de las partes parece tener el más mínimo interés en resolver de manera rápida y eficaz este litigio, si no que, de hecho, ambas están empleando similares procedimientos en EE.UU y también en el resto del mundo, como una estrategia de negocio que parece no tener fin y, para el juez, no es para eso para lo que están los tribunales.

Tras esta reprimenda y habiendo rehusado la propuesta tanto de Apple como de Google de reducir los términos del caso (que envuelve más de 12 patentes y 180 casos prácticos), el juez ha dado un plazo de cuatro meses para que ambas compañías lleguen a un acuerdo o mantendrá la vista en espera de manera indefinida.

Vía | Bloomberg

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *