22 enero 2017 Industria

Apple Music Royalties

Apple siempre ha visto a la música como uno de los pilares fundamentales de su filosofía como compañía. Ya desde los tiempos de Steve Jobs, la relación de los de Cupertino con la música iba más allá de su concepto como industria o negocio, era el gran exponente de ese entretenimiento digital con el que la empresa trascendió más allá de la venta de dispositivos tecnológicos.

Si antes los archivos digitales eran la manera de distribuir la música a sus usuarios, ahora es la época del streaming y Apple debe aprender a competir en un negocio en el que Spotify era (y aún sigue siendo), el rival a batir. En la marca de la manzana lo saben y están dispuestos a explorar todas las vías para desplazar a Spotify de ese trono, aunque sea a costa de ofrecer acuerdos más beneficiosos para las discográficas.

Un informe publicado recientemente revela detalles de los acuerdos entre Apple y los sellos discográficos que ceden sus royalties y entre estos acuerdos se incluye pagar por los derechos de streaming cantidades de dinero que pueden incluso llegar a doblar las que ofrece Spotify.

Se estima que Apple podría estar pagando actualmente una media de 0.00735 dólares por cada canción en streaming, mientras que las cifras de su máximo rival rondan los 0.00437 dólares, cifra que no ha variado demasiado desde el último informe conocido sobre Spotify en 2014. De hecho, incluso ha bajado desde entonces.

Apple Music copa actualmente el 7,2% de los streaming musicales y genera el 13,35% de los beneficios económicos del sector, cifras alejadas todavía de las de Spotify, que genera más del 69,5% de los beneficios con una presencia cercana al 63% de todos los streamings que se hacen a día de hoy. Google Play Music se queda con el tercer puesto, con unos números muy similares a los de Apple Music.

¿En qué beneficia entonces a Apple pagar más que sus rivales por distribuir sus canciones?

Apple Music y Spotify

Para Spotify, competir con los precios de Apple supondría una presión añadida a sus finanzas que le costaría poder compensar con los beneficios obtenidos a cambio y hoy mismo ya se están empezando a notar la pérdidas año tras año que experimentan sus arcas, mientras que Apple puede compensar esas pérdidas con sus impresionantes beneficios en otras áreas.

Por supuesto, artistas y discográficas optarían por los planes de Apple y entre las exclusivas y el creciente número de suscripciones que registra Apple Music desde su aparición, terminará por inclinar la balanza a favor de Apple y todos elegirán negociar con ellos en primer lugar.

En Cupertino incluso quieren ir más allá con su propuesta a la Copyright Royalty Board de adoptar una tarifa plana de derechos de autor que aún perjudicaría más a Spotify, volviendo su opción gratuita imposible de mantener pese a los ingresos publicitarios o a las suscripciones de la opción de pago.

Vía| The Trichordist

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *