16 marzo 2017 Hardware

HeadPhonesFire

Cada día usamos más y más dispositivos sin cables y que, por tanto, necesitan una batería de la que alimentarse. Eso está provocando que los casos de accidentes por culpa de baterías que “explotan” o para ser más correctos, que comienzan a arder, sean más frecuentes.

Todos recordamos los incidentes ocurridos con las baterías de los hoverboards que han acabado con la popularidad de estos peculiares medios de transporte, o más recientemente la catástrofe sufrida por Samsung con el Galaxy Note 7. Estos incidentes han sensibilizado a la población sobre el riesgo que supone la utilización de las actuales baterías de iones de litio, sobretodo si estas no superan unos estrictos controles de calidad.

A pesar de ello, más y más dispositivos emplean baterías y la última tendencia son los auriculares inalámbricos bluetooth, cada vez más populares tras la eliminación del jack de auriculares en el iPhone 7.

¡OJO! No estamos diciendo que haya que volver a los auriculares con cable otra vez, todo lo contrario, pero lo que sí es cierto es que llevar una batería en un dispositivo que va en nuestra cabeza tiene un riesgo y es bueno saberlo. Si no que se lo digan a la mujer de la imagen que puedes encontrar al inicio de esta entrada.

Esta mujer australiana iba durmiendo el mes pasado en un vuelo procedente de China, cuando escuchó una explosión provocada por la batería de sus auriculares inalámbricos que la despertó súbitamente. Tal y como ella misma explica, cuando iba a girarse hacia un lado notó un fuerte calor en su cara. Al tocarse la cara para comprobar qué estaba ocurriendo, los auriculares cayeron alrededor del cuello y, claro, entonces fue en el cuello donde notó el fuerte calor. Eso le hizo quitarse rápidamente los auriculares y tirarlos al suelo del avión, siendo entonces cuando pudo ver que de ellos salían chispas y algo de fuego.

Ante tal situación, una azafata del vuelo acabó tirando un recipiente con agua a los auriculares donde finalmente los guardó y llevó a la parte trasera del avión. No obstante, según un pasajero, un buen número de viajeros fueron tosiendo por culpa del humo generado hasta el final del vuelo.

Por el momento no se ha hecho pública la marca de estos auriculares. Esperemos que sea un caso puntual y no tengamos que seguir hablando de este tipo de incidentes.

Vía| ATSB

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *