19 noviembre 2015 Recursos

Apple-diseño

Durante años, Apple siguió los principios de diseño centrados en el usuario. Entonces algo salió mal.” Así empieza un artículo de Fast Code Design escrito por Donald Norman y Bruce Tognazzini, ex-trabajadores del departamento de diseño de Apple, que acusan a la compañía de estar destruyendo el diseño.

El alto precio que se está pagando por esta destrucción es que ahora, los productos de Apple son visualmente más atractivos, pero más difíciles de usar.

En el artículo se explica con todo detalle -desde la perspectiva de los autores- cómo se ha llegado a este punto y cual es el punto de inflexión que nos ha llevado a la situación actual. Si bien todos los productos de la compañía siguen rindiendo homenaje a los principios básicos del diseño, muchos de estos ya no se practican en absoluto, porque la empresa está primando el diseño por encima de la usabilidad.

En base, se detallan mecanizaciones y formas de trabajar encorsetadas bajo una normativa y prototipos que chocan frontalmente con la forma en que los usuarios interactuamos con los aparatos. El resultado, es que los desarrolladores deben adaptarse a algo ya prestablecido y encarrilado donde quedan pocas opciones, y al no haber indicaciones -o manuales- el usuario puede sentirse estúpido.

Explican, por ejemplo, que muchos de los elementos de texto en iOS no son fáciles de leer para todas las personas, al igual que muchos elementos no es posible saber, sólo de un vistazo, que son piezas interactuables como botones, barras de desplazamiento, etc. De hecho, algo tan sencillo como la acción “deshacer” en el iPhone no se sabe ni cómo funciona ni que existe, porque no hay manera de saber que está ahí. Resulta, dicen, que la opción visual/botón/indicación de “deshacer” requiere de un elemento en pantalla que embrutece el diseño. Otro ejemplo es que no existe la opción “Volver atrás” que se usa en Android en el caso de pulsar accidentalmente cualquier opción o función de iOS.

En el pasado, Apple fue la primera empresa de tener una guía de interfaz humana para sus desarrolladores, y su autor es uno de los dos responsables del mencionado artículo. Ahora toda empresa tecnológica que diseña tiene uno, y aunque la tecnología avanza y la forma con la que nos comunicamos con las máquinas evoluciona, algunas bases del diseño se mantienen -o deberían- mantenerse con el paso del tiempo, creen Norman y Tognazzini. Estas bases son las que Apple no está respetando, según los autores del artículo.

Más información | Fastcodedesign

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *