11 marzo 2016 Industria

FBI-Apple

Mientras Apple se mantiene inamovible y sigue sin ejecutar la orden de colaborar con el FBI a instancias de una orden judicial, con el fin de obtener la información del iPhone de uno de los tiradores del atentado de San Bernardino, el organismo está elevando el tono, lo que demuestra, según una opinión mayoritaria, que se están poniendo nerviosos porque cada vez tienen menos apoyos, y Apple no da su brazo a torcer. 

Apple por su parte ha respondido en un tono más pausado, detallando la colaboración con la justicia hasta ahora, calificando las palabras del FBI como un ataque sin fundamento, un golpe bajo, y una acusación desesperada.

El Departamento de Justicia responde a Apple después de que se enfrentasen en el Comité Judicial de la Cámara, y lo hace iniciando su alegación afirmando que “Apple aumenta deliberadamente la seguridad para evitar que sea capaz de cumplir con los requerimientos gubernamentales”. La organización afirma que su solicitud es “estrecha y específica”, que “no invade la privacidad de nadie” (lo contrario que dice Apple, que asegura que quieren una puerta trasera permanente para el iPhone) y que los de Cupertino tienen la capacidad de eliminar las barreras tecnológicas para acceder a los datos del dispositivo en cuestión.

Para poner la solicitud en perspectiva, el FBI dice que desde que Apple gana “cientos de miles de millones de dólares” no debería tener un problema se cumplimiento de la solicitud, y que “sólo tendría que dejar a un lado a 6 de sus 100.000 empleados unas dos semanas”, cálculo que desveló Apple al inicio del asunto.

Finalmente, acusan a Apple de ofrecer respuestas “no sólo falsas, sino también corrosivas”, yendo contra las “salvaguardias” del país aludiendo a la leyes, jueces, y ramas del gobierno.

Y luego, tenemos la respuesta del consejero general de Apple Bruce Sewell, en una conferencia telefónica con la prensa…

El tono del escrito se lee como una acusación. Todos hemos oído los agradecimientos por la ayuda consistente a la hora trabajar con la policía. […] En 30 años de práctica, no creo que haya visto un escrito legal destinado a manchar el otro lado con falsas acusaciones e insinuaciones, y menos con la intención de centrarse en los méritos reales del caso. Por primera vez en la historia, vemos una alegación que dice que Apple ha hecho deliberadamente cambios para bloquear las solicitudes de aplicación de la ley. Esto debe ser muy ofensivo para todos los que lo leen. Es un esfuerzo sin fundamento para vilipendiar a Apple en lugar de enfrentarse a los problemas del caso. […] Miren; sabemos que hay grandes personas en el Departamento de Justicia y en el FBI. Trabajamos codo a codo con ellos todo el tiempo. Es por eso que este breve golpe bajo nos sorprende tanto. Ayudamos cuando nos los piden. Somos honestos sobre lo que podemos y no podemos hacer. Vamos, por lo menos, a tratamos unos a otros con respeto y llevar a buen puerto este caso ante el pueblo estadounidense de una manera responsable. Vamos a los tribunales para ejercer nuestros derechos legales. Todo el mundo debe tener cuidado, ya que parece no se está de acuerdo con el Departamento de Justicia, lo que significa que algo debe estar mal, y que es anti-estadounidense.

La declaración de Sewell ha sido transcrita por uno de los presentes en la comunicación, el experto en Apple John Gruber. Su impresión es que Sewell y Apple hierven. Hasta ahora, el tono ha sido civilizado. Sin embargo, el Departamento de Justicia, como diríamos en España, “se ha pasado de la raya”. Cree que en Apple están sorprendidos por el tono amenazante y la naturaleza de la declaración del FBI. Y lo peor: El escrito del Departamento de Justicia contiene una amenaza para confiscar el código fuente de iOS. Y si eso ocurre, se acabó.

Vía | 9to5Mac | Daring Fireball

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *