31 diciembre 2016 Industria

Robots

Foxconn, la empresa taiwanesa conocida por ser el activo principal en la fabricación de los iPhone de Apple, está desarrollando un ambicioso plan en tres fases para automatizar todas sus factorías en China y sustituir a sus más de un millón de trabajadores que emplea actualmente por robots.

Dai Jia-Peng, director general del comité de desarrollo de tecnología de automatización de Foxconn, ha anunciado que la primera de estas tres fases sería la sustitución por máquinas de los puestos de trabajo más peligrosos o las tareas que los operarios humanos sean incapaces de realizar o simplemente no quieran hacer.

Más adelante se desarrollaría una segunda fase que buscará conseguir automatizar por completo toda la línea de producción y el objetivo final, la tercera fase, significará que todos los procesos en las factorías estará realizados por robots o por otro tipo de máquinas y solo emplearán al mínimo imprescindible de trabajadores humanos. Puestos imprescindibles en departamentos como producción, logística, bancos de pruebas o procesos de inspección.

A día de hoy, en algunas factorías como las de Chengdu, Shenzhen o Zhengzhou ya se habría completado esa segunda fase y se preparan para comenzar el camino hacia la tercera y definitiva. En Chengdu, por ejemplo, todos los ordenadores que se fabrican ya se producen en líneas de montaje completamente automatizadas.

Foxconn crea más de 10.000 robots cada año, no solo para incorporarlos como mano de obra en sus fábricas, si no también para otros cometidos, como su uso en ámbitos médicos, pero el propio Dai Jia-Peng insiste en que los trabajadores humanos siguen siendo una parte imprescindible para el proceso de trabajo de la compañía, porque las personas poseen la capacidad y la flexibilidad de pasar de una tarea a otra de manera más rápida que cualquier máquina.

Vía | DigiTimes

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *