7 marzo 2017 Industria

Genius Bar Logo

La historia que os vamos a contar a continuación quizás os llame la atención a muchos, sobre todo a los miembros más jóvenes o más recientes del mundo de Apple. Hoy en día, la sección de la Genius Bar es quizás la pieza más conocida de una Apple Store, exceptuando quizás la mesa donde se encuentre el producto que vamos a comprar.

La idea de tener un espacio donde expertos en la materia nos aconsejan sobre nuestro producto es indisociable de las tiendas de la manzana y ha inspirado incluso a la competencia, pero no siempre fue así. De hecho, estuvo a punto de ni siquiera existir, porque a Steve Jobs no le parecía una buena idea en absoluto.

“Es una idea estúpida. Nunca va a funcionar”

Así de categórica fue la reacción inicial del por entonces CEO de la compañía cuando Ron Johnson, el ejecutivo a cargo de las tiendas físicas, se presentó en su despacho y le habló de la idea de la Genius Bar.

Más bien, Jobs estaba de acuerdo en que el concepto detrás de esa Genius Bar sí que era una buena idea per se, pero por otra parte no estaba para nada convencido de que la gente que supiera mucho de tecnología fuera capaz de comunicarse con los clientes de una manera efectiva.

Pensaba que existía una distancia complicada de salvar entre el experto y el usuario. En esa primera conversación sobre el tema, le llegó a decir a Ron Johnson que nunca había conocido a ningún experto en tecnología que fuera capaz de conectar con la gente. Que eran todos unos frikis (geeks) y que sería mucho mejor llamarla la Geek Bar.

Johnson le respondió que los veinteañeros de aquel entonces habían crecido de una manera muy diferente a su generación y que quien más y quien menos entendía la tecnología y por eso una idea como la que le proponía iba a ser un éxito en las tiendas.

Al día siguiente, Apple ya había registrado el término Genius Bar.

Genius Bar meeting

Y aunque es cierto que llevó su tiempo que el concepto calase en los clientes, su popularidad ha llegado a ser tan elevada que a nadie le extraña que se necesite reservar hora para una cita y seguro que a más de uno nos ha sacado de un apuro. ¿Verdad?

Vía| The Recode Decode podcast

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *