13 mayo 2016 Industria

3DTouch

Poco después de que Apple presentase 3D Touch como una de las principales novedades que nos traía el iPhone 6s, comenzaron a surgir algunos rumores que aseguraban que las pantallas sensibles a la presión podrían llegar pronto a los smartphones Android.

Con el paso de los meses ese interés por llevar esta nueva funcionalidad al mundo Android parece haberse enfriado. Tanto es así que algunas fuentes conocedoras de los planes de Google aseguran que la próxima versión de Android que se anunciará en unos días no contará con soporte para pantallas sensibles a la presión. ¿Ha dejado 3D Touch de marcar la diferencia? ¿Ya no interesa? ¿Ha sido solo una moda pasajera?.

Lo cierto es que un buen número de usuarios del iPhone 6s también se hacen estas mismas preguntas. Y aunque es cierto que es útil, tampoco es algo que te cambie la vida, al menos de momento.

Google parece haber echado el freno en el desarrollo de su propia versión de 3D Touch y, aunque la última preview de Android N para desarrolladores aparecida a mediados de abril sí que incluía soporte para pantallas sensibles a la presión, en la versión final de Android N no estará disponible, al menos en su lanzamiento.

Si Google añadiese soporte a las pantallas sensibles a la presión en la versión stock de Android incentivaría a los fabricantes de smartphones Android para que incluyesen este tipo de pantallas en sus nuevos smartphones para, de este modo, poder aprovechar las nuevas funciones que incluiría. Pero lo cierto es que, hasta ahora muy pocos fabricantes han mostrado interés por esta característica y quizás ese sea el motivo del cambio de planes de Google.

Actualmente existen unos pocos smartphones Android, como el Huawei Mate S o el ZTE Axon Mini, que incluyen pantallas sensibles a la presión. Sin embargo, sin soporte nativo en Android, son los propios fabricantes los que tienen que añadir funciones en sus dispositivos capaces de aprovechar las capacidades de estas pantallas.

Salvo estos casos aislados, limitados a fabricantes chinos, la realidad es que los grandes del sector como Samsung, LG, Sony o HTC, no parecen haber mostrado ningún interés por disponer de algo parecido a 3D Touch.

Quizás, si Apple potencia el uso de 3D Touch y consigue sacarle un mayor partido con iOS 10 esta situación cambie y tanto los usuarios como los fabricantes de la competencia comiencen a mirarlo con otros ojos.

Vía| recode

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *