4 julio 2016 watchOS

watch

Hace tan solo unos pocos días se cumplió un año del lanzamiento del Apple Watch en España, y si has estado usándolo todo este tiempo, seguramente una de las pegas que le hayas encontrado es que después de 12 meses luciéndolo en tu muñeca las esferas que Apple permite elegir acaban todas aburriéndote un poco.

Otros smartwatch de otras marcas tienen una gran variedad de esferas -incluso más que aplicaciones-, algunas gratuitas y otras de pago, que permiten cambiar el look del reloj del mismo modo que cambias el fondo de pantalla del iPhone. Un buen número de usuarios del Apple Watch desearían probablemente contar con esta posibilidad y poder descargar esferas desde la App Store, aunque según John Gruber, si eres tú uno de ellos es mejor que pierdas todas tus esperanzas de que esto pueda llegar a ocurrir algún día. Y la verdad es que su explicación tiene bastante sentido.

En el último capítulo del podcast The Talk Show publicado en su blog, Gruber argumenta los motivos por los que cree que no deberíamos esperar que Apple permita esferas de terceros en el Apple Watch. Es algo que no va a ocurrir ya que, según él, Apple no ve al Apple Watch como un dispositivo electrónico más. Su enfoque es el de una compañía relojera, y como tal, quiere que se mantengan sus señas de identidad propia cuando miramos uno de sus relojes.

Así, pone como ejemplo a Rolex. Cuando tú tienes un Rolex en la mano, aunque no leas la marca que aparece en la esfera, el reloj puede identificarse perfectamente. Las manecillas, la corona y el diseño general del reloj no nos dejan ninguna duda de que lo que tenemos en la mano es un Rolex. Apple pretende en su opinión lo mismo, por lo que no tienen ningún sentido dar plena libertad a los desarrolladores para que publiquen cualquier esfera que se les ocurra sin seguir ningún tipo de reglas.

Apple sí ha permitido esferas de terceros a algunas compañías relojeras en exclusiva. Este sería el caso de Hermés. Es posible que veamos alguna otra colaboración similar en el futuro para algunas versiones muy limitadas, pero nada que vaya más allá de esta posibilidad. O al menos esto es lo que cree Gruber, que seguramente no irá muy desencaminado con esta idea.

Vía| DaringFireball

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *