20 abril 2016 Seguridad

iphone_5c hacker

Sin lugar a dudas, el centro de la disputa entre Apple y el Gobierno de los Estados Unidos acerca de la necesidad de acceder al contenido del iPhone 5c propiedad del causante del atentado de la localidad californiana de San Bernardino era que los datos allí almacenados podían ser decisivos en investigaciones contra el terrorismo.

¿Ha sido así finalmente? ¿Ha merecido la pena todo el enfrentamiento entre el derecho a la privacidad y la seguridad nacional? Pues parece que aunque el iPhone sí responde a algunas preguntas sobre el ataque en cuestión, no arroja demasiadas pistas en las investigaciones antiterroristas del FBI.

Y es que se ha filtrado que el iPhone de Syed Farook no contenía ningún mensaje codificado ni tampoco evidencia alguna de haber mantenido conversaciones con otros sospechosos de pertenecer a Daesh/ISIS, aunque tampoco ha sido un esfuerzo vano, ya que sí que al menos ha servido para saber que no obtuvo ningún tipo de ayuda exterior para realizar el atentado, ya que no existen pruebas tampoco de haber tenido contacto con nadie más en los 18 minutos previos al mismo.

El FBI remarca, eso sí, que el acceso a la información física del iPhone era necesario para intentar averiguar más datos en la investigación, ya que aunque Apple sí les había proporcionado la copias de iCloud, el teléfono había sido utilizado con regularidad varias semanas después de la última de esas copias.

Durante ese tiempo podía haberse producido actividades relacionadas con las investigaciones antiterroristas del Gobierno de EE.UU que pudieran ayudar a combatir estas actividades yihadistas y la única posibilidad de saberlo con certeza era accediendo directamente al contenido del iPhone.

Finalmente, el smartphone no contenía ninguna evidencia relevante, pero eso es algo que no se podía saber con antelación y que el FBI consideró que era una dirección que debía seguirse como hoja de ruta en la investigación y que, aunque lamentan el mal ambiente con Apple, insisten en que era un proceso que se tenía que realizar.

Tanto es así que un procedimiento similar se mantiene en otro caso, esta vez relacionado con drogas, en las que el FBI ha solicitado a Apple que desbloquee un iPhone 5s, algo a lo que los de Cupertino han vuelto a decir que no.

Vía| CNN

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *