11 diciembre 2007 Opinión

screenshot_04.jpg

No nos podemos engañar, Steve Jobs es tan imagen de marca de Apple como la manzana mordida.

Es el típico frontman de una gran banda de rock, tan poderoso como los productos a los que representa.

Pero la situación no va a durar eternamente, de hecho en los mentideros en los que nos movemos muchos de los que estamos cerca del mundo Mac, la cuestión de la sucesión de Jobs es algo de lo que se habla con visos, no diré que de cercanía, pero no de lejanía precisamente. Por lo que, una vez asumida la futurible situación, es hora de echar cábalas en busca del sucesor de Jobs.

Pues bien, según todos los rumores, el mejor situado para ponerse al frente de Apple es el señor Jonathan Ive, culpable de la nueva imagen de los productos más representativos de la compañía, como puedan ser el Ipod, el Imac o los MacBook. Al igual que sucedió cuando el actual CEO regresó desde el ostracismo para resucitar a Apple, los diseños de Ive estan colocando a la empresa en las más altas cuotas que se recuerdan, pero… ¿Tendrá el carisma necesario para suceder a Steve?

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *