27 julio 2011 Industria

Maldita tecnología. Muchos a lo largo del día pensarán ésto al ver cómo el avance de la ciencia es capaz, además de hacer nuestra vida más cómoda, hacernos depender de una dichosa pantalla. Sinceramente hay veces en las que uno llegar a ser tan dependiente que desearía que tanto avance nunca hubiera llegado.

Así lo debe pensar Brian Anscomb, un abogado de patentes de 37 años que llegó a introducir el iPhone de su novia en la boca de la misma. La chica, con la que convivía en lado este del Alto Manhattan, parece ser que no se puede despegar de su iPhone, el cual no deja de utilizar a todas horas y por el que ya habían mantenido alguna pelea. Brian sentía que su novia le prestaba más atención al teléfono de la compañía de la manzana que a él y comenzaron una discusión que terminó con el iPhone en la boca de la chica y con varias heridas en la garganta de la misma.

Desde luego cualquier acto de violencia es totalmente despreciable y es probable que el abogado sea duramente condenado puesto que ya poseía antecedentes por agresión, pero es que éste comenta que la chica incluso usaba las redes sociales mientras discutían. De película.

Vía | AppleDiario

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 julio 2011
  2. Anónimo 28 julio 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *