28 noviembre 2013 Industria

¿Recordáis el suceso acontecido en julio de este mismo año, cuando una chica de 23 años sufrió una descarga eléctrica ocasionada supuestamente por un iPhone 5? La historia vuelve a repetirse, pero esta vez con un iPhone 4S.

El hecho

En la mañana del lunes pasado la policía encontró muerto en el suelo a un hombre de origen tailandés, acostado boca abajo y con un iPhone 4S en su mano izquierda, tanto teléfono como extremidad quemados. Debido a las tan graves quemaduras situadas en el cuello y en ciertas zonas del pecho, la policía mantiene (por ahora) la versión de que lo que ha causado la muerte de este señor podría haber sido una fuerte descarga eléctrica.

El cuerpo ha sido trasladado y entregado al forense quien determinará, en función de las pruebas que encuentre, los verdaderos motivos que ocasionaron la tragedia.

Palabras del padre de la víctima

Según el padre del fallecido, testigo de primera instancia en este caso, el día anterior a lo ocurrido vio a su hijo “tirado en el suelo de cemento”, y señaló que tampoco llevaba camisa debido al calor que hacía ese día. Esa misma noche, el padre escuchó un grito que provino e la habitación de su hijo, sin embargo no le dio mayor importancia debido al sonambulismo que el fallecido padecía, que le hacía gritar de forma parecida de vez en cuando.

Gracias a las fotos de caso que adjuntamos podemos comprobar que efectivamente el cargador no es original, y que debido a su mala calidad podría ser el causante de tal desgracia.

Vía | DailyNews

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *