8 marzo 2017 Industria

Ibiden Japón

Apple es una de las empresas que están más comprometidas con el medio ambiente en la actualidad. Los esfuerzos de la compañía se aplican a múltiples conceptos en toda su cadena de montaje, en sus tiendas físicas o en su distribución a lo largo del mundo. El objetivo a perseguir es el de llegar a ser algún día una empresa energéticamente eficiente.

Un paso que ya se ha logrado a día de hoy con una de las compañías asociadas, la japonesa Ibiden, que ha anunciado hoy que todas sus fábricas funcionan ya utilizando un cien por cien de energías renovables. Una tendencia que se aplicará a las veinte nuevas plantas que la empresa planea desarrollar próximamente.

Apple se enorgullecía de ello en un comunicado de prensa en el que empezaba felicitándose de colaborar con compañías que reconocieran la importancia que supone invertir en energías renovables, tanto para el medio ambiente como para los negocios en sí.

En palabras de Lisa Jackson, responsable precisamente de la política medioambiental e iniciativas sociales de Apple, la compañía de la manzana continúa en su firme empeño de lograr que todas las operaciones se realicen solo con energías renovables. Ahora es más importante que nunca que la propia Apple se implique en ayudar a sus socios a que también sigan esa transición hacia las fuentes de energía limpias y se conviertan en un ejemplo para las demás.

Ibiden Japón_2

La compañía en cuestión de la que os estamos hablando hoy, Ibiden, es la encargada de unir los circuitos integrados y el conjunto de los procesadores en los dispositivos de Apple. Asentada en la prefectura de Gifu, en Ogaki, se anuncia como una empresa especializada precisamente en placas de circuitos integrados.

La fuente de energía de la empresa proviene ahora de una planta solar que saca la mayor parte de su energía hidroeléctrica gracias a una presa fluvial que en su momento fue un almacén de madera y que ahora produce la suficiente potencia para todo el proceso de fabricación de los productos de Apple.

Sin duda, este tipo de iniciativas deberían calar hondo ya no solo en los usuarios, muchos ya comprometidos con la sostenibilidad y la ecología, si no sobre todo entre las empresas, que deberían entender también que ser respetuosas con el medio ambiente también puede ser beneficioso para sus resultados económicos.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *