3 mayo 2011 Hardware, iOS

intel_ios.jpg

Aunque los procesadores de los actuales dispositivos móviles de los de Cupertino utilizan los conocidos chipsets A4 y A5 fabricados por Samsung a partir de la arquitectura ARM, las cosas podrían cambiar en la siguiente generación, pasando a manos de la actual suministradora de procesadores para los Macs desde el salto de la tecnología PowerPC, la todopoderosa Intel.

Según EE Times, parece que esa sería la primera consecuencia de la reciente polémica entre Apple y Samsung, donde la primera acusaba a la empresa coreana de prácticamente plagiar el diseño y el interfaz del iPhone en sus productos. Una noticia que, de ser así, supondría un importante varapalo para Samsung, que se quedaría sin uno de sus más importantes clientes y todo un triunfo para Intel.

Un triunfo doble, ya que aunque se venía rumoreando que Apple se estaba planteando un nuevo suministrador de chips, se daba por hecho que se elegiría a la compañía taiwanesa TSMC y no a Intel.

Según el analista de Piper Jaffray & Co Gus Richard, el movimiento estratégico sería lógico para ambas empresas. La cada vez mayor presencia en el mercado de los dispositivos móviles de Apple, ofrecería a Intel una posición importante en el mismo, como goza ahora en el de los ordenadores, donde ya provee a toda la gama de la marca de la manzana.

Vía | 9to5 Mac

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *