8 julio 2015 iOS

iPhone6

De entre todas las versiones de iOS 8 lanzadas hasta la fecha, la actualización 8.4 ha podido ser sin duda una de las que más ha llamado la atención de la comunidad de usuarios con dispositivos iOS, no por la gran cantidad de novedades que el sistema pudiera traer, sino más bien por la actualización concreta de la aplicación Música, permitiéndonos desde esta versión poder disfrutar del nuevo servicio en streaming de Apple:  Music.

El deseo de probar Apple Music ha llevado a muchos a actualizar sus dispositivos sin pensárselo dos veces. El mercado de productos iOS de Apple está poco a poco actualizándose a iOS 8.4, plantando de nuevo cara a la obsolescencia programada, y es que iOS 8.4 continúa siendo compatible con una gran variedad de productos.

Según informan algunos analistas, iOS 8 se ha instalado en al menos un 37% del total de todos los dispositivos iOS que a día de hoy están funcionando en todo el mundo. Esto significa que en muy poco tiempo, más de un tercio de todos estos productos ya están actualizados a la última versión lanzada por Apple, y estoy seguro que este porcentaje continuará creciendo.

No podemos olvidarnos del efecto colateral que tienen todas estas actualizaciones. El hecho de que la gente actualice sus dispositivos es, en gran medida, para poder disfrutar del servicio Apple Music, y como consecuencia, no utilizar (o continuar usándolo pero en menos medida) otros servicios orientados a la música como pueden ser Spotify o Tidal. Apple ha lanzado un producto que ha declarado la guerra a ciertas empresas, y es decisión de los usuarios probar cada servicio y decantarse por uno u otro.

Vía | Ubergizmo

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *