10 febrero 2015 iOS

shot-iOS

Por lo general la frase Correcciones y mejoras menores o similar es ya algo habitual en las actualizaciones de software, aunque Apple y los usuarios siempre hemos hecho especial hincapié en las novedades, y lo cierto es que las mejoras a menudo no se notan en demasía.

Esto parece que va a cambiar con iOS 9, que promete una mejora en cuanto a la estabilidad y optimización nunca vista hasta el momento.

Reconozcámoslo. El cada vez más frenético ritmo de actualización de iOS ha hecho mella en su rendimiento general. Y las prisas, siempre malas consejeras, han provocado que el parque de dispositivos con iOS haya bordeado el desastre ya en alguna ocasión.

No es casualidad que en un mismo periodo de tiempo coincidan nuevos sistemas operativos y nuevos productos porque es la manera de que se deseche lo más viejo y se pase a lo más nuevo. La cuestión está en los dispositivos que están en medio de los más viejos y los más nuevos.

Este 2015 es cuando veremos un iOS 9 repleto de mejoras en cuanto a la corrección de errores, optimización, funcionamiento y rendimiento, muy por encima de priorizar nuevas funciones. Se hará especial hincapié en mantener las actualizaciones en un tamaño manejable, sobretodo para los usuarios con dispositivos con 16Gb de capacidad de almacenamiento.

Lo que ya no se sabe es si estas mejoras implicarán el abandono de algunos dispositivos, que aunque no son nuevos, funcionan perfectamente y son compatibles con casi todas las apps disponibles. El “sacrificio” de estos aparatos relativamente nuevos conllevarían las iras de muchos usuarios, pero facilitaría mucho las cosas a los desarrolladores al tener que centrarse en un rango de especificaciones menor.

Precisamente al respecto de los desarrolladores, es posible que un primer vistazo a iOS9 podamos echarlo en el transcurso de la próxima edición de la WWDC.

Vía | 9to5Mac

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *