4 agosto 2012 Hardware, Industria, iOS, Opinión

Así de rotundo se ha expresado Phil Schiller, el archiconocido máximo responsable de todo lo que tiene que ver con el marketing de Apple, en sus declaraciones en el juicio por cuestiones de patentes, que enfrenta a la compañía de la manzana contra Samsung.

Fue el iPod lo que permitió a Apple dar un paso adelante y convertirse en algo más que en una empresa que fabricaba ordenadores. Los mejores ordenadores del mundo, es verdad, pero, con el iPod todo cambió alrededor de la compañía. Tanto a nivel interno, como a la imagen que se empezó a tener de la misma.

Sin embargo, después del iPod ya no estuvo tan claro cual debería ser el siguiente paso a dar. Según Schiller, hubo todo tipo de proposiciones: desde una cámara a algunas ideas tan fuera de lugar como ¡un coche!

Las cosas empezaron a tomar forma alrededor del concepto de un tablet, concepto que acabaría alumbrando con el tiempo al actual iPad, sin embargo acabaron decidiéndose por centrar todos los esfuerzos en la creación de un teléfono móvil.

Un teléfono que tenía que ser diferente y revolucionario, un soplo de aire fresco en una época en la que los móviles no eran como son ahora, una época en la que apenas se tenían en cuenta como dispositivos destinados al ocio y al entretenimiento.

En la comparecencia, Schiller ha querido comentar que mucha gente fuera de Apple pensaba que, tanto el iPhone como el iPad, no iban a tener éxito. Al fin y al cabo la compañía nunca había fabricado un teléfono anteriormente. También dudaban del éxito de un iPad sin teclado físico.

Sin embargo, ambos proyectos triunfaron y auparon a Apple a la posición que tiene ahora.

Sin embargo, sin el éxito de mi idolatrado y hoy denostado iPod, ninguno habría llegado tan siquiera a ver la luz.

Vía | iPodNN

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *