30 abril 2016 Hardware

SurfaceiPad

El mercado de las tabletas con teclado que pretenden sustituir a un portátil es todavía bastante reducido. En cualquier caso, según IDC, las ventas del iPad Pro ya estarían superando a las del Surface de Microsoft.

Más de 4.9 millones de este tipo de dispositivos que en inglés se denominan detachables se habrían vendido durante el primer trimestre del año. Lo que supone un incremento notable respecto al mismo trimestre del pasado año.

Por contra, aunque las tabletas tradicionales supusieron todavía el 87 por ciento las ventas totales, la mayor parte de los fabricantes han visto como se han reducido sus ventas respecto al mismo trimestre del año pasado. Hay, sin embargo, una excepción y es Amazon, que ofreciendo dispositivos de bajo coste ha logrado que sus ventas se disparen. Los consumidores parecen estar decantándose por este tipo de tabletas baratas, lo que seguramente potenciará que fabricantes como Samsung o Huawei se interesen más por los llamados detachables con el objetivo de que sus beneficios no se vean afectados.

Se venden menos tabletas tradicionales, un 14.7 por ciento menos que el mismo trimestre del pasado año, lo que supone 39.6 millones de unidades. Apple no es ajena a esta situación y aunque todavía sigue situándose como líder del mercado, su cuota de mercado ha caído del 27.2 por ciento al 25.9. Samsung con 6 millones de tabletas vendidas se sitúa en segunda posición, aunque viendo también reducirse su cuota de mercado del 18 al 15.2 por ciento.

Por último, IDC considera que las ventas del iPad en el futuro corresponderán fundamentalmente a renovaciones de iPads antiguos y PCs. Así, por ejemplo, la bajada de precio del iPad Air 2 por debajo de los 500 euros puede motivar a muchos usuarios de un iPad 2 o iPad 3 a renovar sus equipos.

Vía| AppleInsider

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Mr. Incredible

    Pues normal, el ciclo de un tablet es mucho más amplio. Yo he tardado más de tres años en cambiar mi ipad, y el nuevo espero que dure cuatro o cinco años más.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *