1 marzo 2016 Hardware

IPhones-generico

Los últimos rumores sobre el rumoreado iPhone 7 -si, es redundante, pero no son más que rumores- apuntan que el terminal será más delgado que los últimos modelos, pero no será sumergible.

El teléfono, además, será exactamente igual en cuanto a diseño, y conservará anchura, altura, y carcasa de metal.

Si es que de hecho tiene mucho sentido. Los costes caen en picado si una carcasa de un modelo que ya está a la venta se mantiene para un nuevo modelo, ya que lo único que hay que hacer en teoría es aumentar el número de unidades fabricadas. Sin embargo, algo tiene que haber en cuanto al proceso de fabricación si la carcasa del nuevo terminal es 1 mm más delgado, como se está apuntando. ¿Cual es el truco? Simple. El iPod touch tiene 6,1 mm de espesor, justo lo mismo que el nuevo iPhone. Aunque si la carcasa es la misma, es posible que el proceso de ensamblado sea también el mismo, por lo que el terminal no sería sumergible, como se ha comentado en más de una ocasión.

Al parecer la cámara no sobresaldría como en los modelos actuales, aunque sí se ha sacrificado el conector jack de auriculares, probablemente para alcanzar ese nivel de delgadez. Incluiría un puerto Lightning más delgado que el que conocemos, aunque esto no tiene porque implicar que sea necesario un nuevo cable o conector, aunque los fabricantes de auriculares sí que podrían tener algo que decir al respecto. Además el iPhone 7 llegaría con una mejora en la calidad de sonido; en vez de un solo altavoz mono, incorporaría dos altavoces estéreo.

De todas formas, queda mucho para que veamos el iPhone 7, así que hasta entonces todavía hay mucho que decir…

Vía | 9to5Mac

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *