23 julio 2016 Industria

lightning

Lo que comenzó siendo una idea con cierta polémica hace algunos meses, a día de hoy se considera ya prácticamente un hecho. Todo el mundo asume que Apple eliminará el conector jack de 3.5mm para auriculares y sería toda una sorpresa que finalmente esto no ocurriese.

Llegados a este punto, una de las dudas que surgen a día de hoy es qué pasará con los EarPods que Apple incluye en la caja de cada iPhone que vende. Lo más lógico sería pensar en unos nuevos EarPods que sustituyan el conector convencional por uno Lightning. Sin embargo, esto encarecería su coste y obligaría a Apple a subir el precio del iPhone, o como alternativa, a ver reducido el beneficio que obtiene con cada iPhone vendido. Es por este motivo que desde hace algunos días parece coger fuerza una segunda posibilidad: que Apple simplemente incluya un adaptador Lightning junto a los EarPods convencionales.

Una nota publicada hoy por Deutsche Bank apunta en esta dirección, además de sugerir que el iPhone 7 Plus contará con 3GB de RAM y que estará disponible en un nuevo color, por ahora desconocido.

Si Apple finalmente incluye este adaptador, será desde luego una decisión bastante extraña, dando la impresión de que en Cupertino no están del todo convencidos de que sus usuarios estén ya preparados para dar el salto al conector Lightning y dejar atrás el viejo conector jack de 3.5mm. Este adaptador, además, deberá integrar un conversor Digital-Analógico DAC que, salvo que sea un prodigio de la ingeniería y la miniaturización, lo lógico es que sea algo aparatoso y por tanto bastante impropio de Apple.

Si finalmente este adaptador se hace realidad, debería estar disponible también en las Apple Store -y veremos a qué precio- para que los usuarios de auriculares “antiguos”, algunos de ellos bastante caros, puedan seguir conectándolos al iPhone.

Por último, Deutsche Bank también asegura que Apple espera una demanda moderada del iPhone 7, por lo que habría reducido en cierta medida su producción. Sin embargo, Deutsche Bank no considera que la demanda del iPhone se vaya a ver reducida respecto a años anteriores, sino que Apple en esta ocasión estaría optando por una estrategia algo más conservadora respecto al volumen de producción inicial.

Vía| BusinessInsider

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *