3 febrero 2017 Opinión

Andrew Cho Siri

Quienes hayamos utilizado alguna vez Siri, seguro que estaremos de acuerdo en la tremenda utilidad que posee el asistente de voz de Apple. Si bien, la mayoría de las veces nos ha ayudado a encontrar una tienda o un restaurante, a realizar una búsqueda en Internet o a elegir una canción para escuchar, pero hay a quien le ha llegado a salvar la vida. Literalmente.

Nos estamos refiriendo al caso del canadiense Andrew Cho, quien pudo salvar su vida tras quedar su cuerpo completamente paralizado gracias a que fue capaz de ponerse en contacto con el Servicio de emergencias gracias a Siri.

En el transcurso de una cena con amigos, el joven Cho, un ex ciclista profesional de montaña de 29 años, empezó a sentirse mareado y decidió regresar a casa. Nada más abrir la puerta se desplomó, completamente paralizado de cuello para abajo. La ruptura de un vaso sanguíneo entre dos vértebras de la columna vertebral, había provocado una subida de presión sanguínea en el cuello que dio lugar a la parálisis.

En el suelo, sin poder mover brazos ni piernas, levantó la vista y vio que su iPhone había caído cerca. Trató de llegar a él arrastrándose con la barbilla. Y, de viva voz, pidió al asistente personal Siri que llamara al servicio de emergencias 911. Su petición de auxilio tuvo una respuesta inmediata y una ambulancia trasladó a Andrew al Hospital General de Vancouver, donde fue sometido a una operación que duró cuatro horas.

Han transcurrido unos días desde el episodio y Andrew ha empezado a recuperar la movilidad aunque de forma muy limitada, y los médicos prevén un largo proceso de recuperación. Sus amigos han lanzado una campaña de crowdfunding en Go Fund Me para hacer frente a los gastos médicos y de rehabilitación que en apenas veinte días ya ha alcanzado su objetivo.

Vía | CTV news

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *