5 enero 2010 Industria

iPod

En el año 2006 un grupo de ciudadanos estadounidenses presentó una demanda colectiva contra Apple. En esta demanda declaraban que el iPod era peligroso para la salud, ya que podría causarnos lesiones auditivas irreparables. En la demanda se indicaba que el diseño de los auriculares y la inexistencia de un indicador de volumen era lo que podría causar estas lesiones. Ahora por fin se sabe el veredicto y el juez ha decidido desestimar esta demanda, ya que simplemente aportaban una forma de mejorar el diseño para que fuese más seguro, pero en ningún momento demostraban que el uso del iPod fuese peligroso

Por supuesto hay que tener un poco de cabeza a la hora de utilizar un iPod (o cualquier otro reproductor con auriculares), ya que llevamos en nuestros oídos una fuente de sonido que, en algunas ocasiones, puede ser más elevado de lo recomendado por los especialistas. Además también deberemos prestar más atención si vamos por la calle con el reproductor, ya que dependemos completamente de la vista para no sufrir un accidente, el oído está ocupado con otras cosas.

Vía | TUAW

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *