1 marzo 2013 Industria, Opinión

AppleSamsung

Primero, hagamos un poquito de memoria al respecto.

En uno de los múltiples enfrentamientos entre Apple y Samsung, la compañía de la manzana se vio obligada a publicar en su propia página web en Reino Unido que Samsung no les había copiado a la hora de diseñar sus dispositivos. Una sentencia opuesta a la obtenida por el mismo caso en EE.UU o Alemania, por poner un par de ejemplos.

Ahora, gracias a un caso de lucha de patentes, esta vez entre Samsung y Ericsson, hemos descubierto que uno de los jueces involucrados en el fallo contra Apple, trabaja para la compañía coreana como asesor en cuestión de patentes.

Sir Robin Jacob, incluso ordenó a Apple que modificase la nota que había publicado en su momento en la web de la compañía, acusándola de falta de integridad por incluir en la nota una frase de otro de los jueces donde este comentaba que el tablet de Samsung no molaba tanto como el iPad.

AppleSamsung_2

Aunque es verdad que el hecho de que Jacob trabaje ahora para Samsung es una maniobra perfectamente legal y no se pretende arrojar ningún tipo de duda sobre la actitud del juez en el caso contra Apple. Aunque no hay por qué dudar de que el juez actuase de manera inapropiada en el caso, ni que Samsung le pagase o hubiera prometido compensarle de alguna manera si fallaba a su favor, ninguna, ni siquiera parece que haya tenido contacto con nadie de la compañía durante el caso.

Aunque nada de lo anterior sea cuestionable desde el punto de vista estrictamente legal, otra cosa es que la impresión que a uno le queda leyendo estas cosas no sea tampoco muy favorable a Sir Robin Jacob. Hablo aquí desde una opinión personal.

Da igual que Samsung alegue que quiere aprovechar la experiencia y buen hacer de Jacob en la materia. Suena raro. Me suena raro. Coincido con otras opiniones en que da la impresión que le han compensado por una sentencia favorable ante Apple, sobre todo cuando en otros países, no ha tenido el mismo resultado final.

Vía | Foss Patents

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *