27 julio 2007 Seguridad

pb

Este es el portátil de una pareja japonesa, un Power Book, con una batería Sony que se incendio en las piernas del marido, tan sólo sufrió la quemadura de un dedo, y por lo visto la que tiene problemas psicológicos es la mujer, debe ser muy duro que tu pareja se haga una quemadura en dedo…

En el juicio se reclama la cifra de 12000€, que no esta mal por un portátil incendiado, pero que en sin mirar a otra parte (vease USA), añadiría bastantes ceros a esa cantidad.

Vía | Engadget

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *