5 julio 2015 Industria

Kate Winslet Jobs

La filmación de película sobre la vida y milagros (sobre todo estos últimos) de Steve Jobs sigue su curso y si el otro día teníamos por fin entre nosotros el primer trailer para ponernos los dientes largos y dejarnos con ganas de más, hoy son las palabras de una de sus protagonistas las que confirman que el film va camino de ser por fin el biopic que el desaparecido co-fundador de Apple merecía.

La actriz Kate Winslet, que interpreta a Joanna Hoffman, una de las ejecutivas clave de la compañía en las diferentes épocas que aparece en el film, ha realizado unas declaraciones en las que se muestra encantada de formar parte del proyecto, ya que considera a la película como algo realmente extraordinario.

La actriz, que se encuentra en estos momentos promocionando su último trabajo, A Little Chaos, cree que la manera en la que la película está estructurada es una maravilla y no duda en hablar de ello con bastante lujo de detalles.

Dado que la mayoría de estos detalles acerca de la producción ya han salido a la luz, imaginamos que no supondrán ningún tipo de spoiler para nadie, al fin y al cabo giran entorno a hechos reales que todos conocemos y la fuerza auténtica de la película reside en esos entresijos en sí, más que en saber que se trata de tres escenas individuales de 45 minutos cada una, tres presentaciones narradas en tiempo real y que comienza con Jobs saliendo al escenario de la primera y con él abandonándolo tras concluir la tercera.

Winslet se deshace en elogios sobre la fuerza de los tres actos y de toda la trama que se desarrolla en el backstage de esas presentaciones: el lanzamiento del Macintosh original en 1984, NeXT en 1988 y la del iMac de diez años después, en 1998.

La actriz de Titanic desvela el proceso de rodaje de cada toma por parte del director Danny Boyle y elogia sin tapujos a su compañero de reparto, Michael Fassbender, por su preparación del papel del icónico CEO de Apple, comparando su trabajo con la preparación de un personaje típico de Shakespeare.

No por nada, Fassbender se ha tenido que aprender las 182 páginas del guión (el personaje de Jobs está presente en todo momento en el film), con diálogos que a veces superan los 11 minutos entre toma y toma, y lo equipara a una suerte de Hamlet moderno.

No sé vosotros, pero yo tengo ya unas ganas de que se estrene, que el 9 de Octubre se me antoja desesperadamente lejano…

Vía| Entertainment Weekly

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *