6 julio 2007 Hardware

mark.jpg
El video (en inglés) lo podéis ver aquí.

Mark, un chico de Dallas, se pone a la cola a las 6:00 de la mañana del 29 de junio con la intención de comprarse un iPhone el mismo día que se ponen a la venta. A las 5:45 de la tarde (15 minutos antes de que se abran las puertas) se acerca una mujer ofreciendo dinero a aquella persona que le venda su puesto en la cola. Mark, el primero en la cola, acepta la propuesta por 800 dólares (unos 600 euros). Quince minutos más tarde, la mujer entra en la tienda sonriente dispuesta a gastarse 16.000 dólares (unos 12.000 euros) en iPhones para, acto seguido, venderlos en eBay. Al llegar al mostrador le informan de que hay un límite de un iPhone por persona. La broma le ha salido cara a la mujer. El iPhone le ha costado 1.400 dólares (unos 1.000 euros).

¿En cuanto a Mark? Tiene dos amigos más haciendo cola y uno ni siquiera tiene intención de comprarse un iPhone. Unos minutos más tarde, cuando le llega el turno, entra en la tienda y se compra, con los 800 dólares, un iPhone con todos los accesorios que encuentra.

Demostrado: La avaricia rompe el saco.

Via l Myfox

Comentarios

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *