23 mayo 2016 iOS, OS X

iPad Maine

Apple siempre ha hecho especial hincapié en lo ideal que resulta el iPad como herramienta dentro de las escuelas, destacando tanto su utilidad como dispositivo por su portabilidad y sencillez de manejo, como por la potencia y versatilidad de iOS.

Sin embargo, parece que el Departamento de Educación del Estado de Maine (EE.UU) no piensa de la misma manera, tanto es así que ha llegado a un acuerdo con Apple para ofrecer a sus estudiantes la opción de poder sustituir el iPad que se les proporciona en clase por un MacBook sin ningún tipo de coste adicional.

Según los profesores del Departamento en cuestión, el iPad no cumple ninguna función educativa en el aula, una sentencia que puede sorprender a más de uno de los habituales por esta página, pero que no es una opinión ni mucho menos a la ligera, ya que viene avalada por un estudio previo entre los integrantes de todos los niveles educativos del Estado.

Y los resultados de ese estudio, realizado tanto entre estudiantes como entre profesores entre Séptimo y Duodécimo Grado, aproximadamente el 74% de estudiantes y nada menos que un 89% de profesores consideran que utilizar un ordenador portátil es mucho más útil que utilizar una tableta, al menos en lo que a uso educacional se refiere, claro.

Porque al parecer los alumnos terminan utilizando el iPad más para jugar con él que para realizar sus tareas escolares, por lo que la idea de basar en ellos el trabajo en el aula ha sido más bien poco exitoso, sobre todo en tareas básicas como puede ser a la hora de escribir textos. Se han escuchado opiniones en el profesorado que van desde que no cumplen ningún papel educacional destacado a que los estudiantes los usan simplemente como un juguete.

Apple ha tomado nota de la situación y ha aceptado facilitar el cambio bajando el precio de alquiler anual al Departamento de los MacBook a 217 dólares por equipo para el curso 2016-2017, por debajo de 273 que suelen costar y que habría animado a los centros a decidirse por el iPad, mucho más barato aún sacrificando esa usabilidad a la que se refieren los profesores.

Vía| Lewiston-Auburn Sun Journal

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *