17 junio 2013 Seguridad, Software

prism

Seguramente todos sepáis y qué es PRISM y su relación con Apple y otras compañías similares, como Google, Yahoo, Microsoft o Facebook.

Para los que no, resumiré rápidamente diciendo que PRISM es una especie de conglomerado secreto creado por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) Estadounidense en colaboración con las compañías citadas, en el que estas facilitan al gobierno el acceso directo a los datos personales de sus usuarios, presuntamente por motivos de seguridad.

Pues bien, a raíz del descubrimiento de PRISM y que este ha dejado ya de ser tan secreto, Apple ha decidido hoy hacer pública un declaración oficial acerca del suceso y sobre su compromiso con la privacidad de sus usuarios.

Según Apple, ninguna agencia ha tenido acceso directo a datos propiedad de los usuarios de la compañía y cuando estos han sido requeridos por vía judicial, siempre han sido evaluados por sus servicios legales para determinar si procedía o no proporcionarlos.

La declaración hace especial hincapié en que entre el 1 de Diciembre de 2012 y el 31 de Mayo de 2013, Apple recibió alrededor de 4.000 ó 5.000 peticiones de este tipo de datos provenientes de diferentes agencias gubernamentales ya fueran Federales, Estatales o locales.

Entre 9.000 y 10.000 cuentas o dispositivos fueron sujetos de investigación por parte de las autoridades, la mayoría casos de robo, búsqueda de niños desaparecidos, mayores con Alzheimer o para evitar suicidios.

Todos y cada uno de esos casos fuero evaluados, como hemos dicho por los servicios legales de Apple y sólo si se consideraba apropiado, se colaboraba con las autoridades, proporcionando los datos requeridos, rehusando participar cuando se detectaban incoherencias o el caso resultaba poco inconsistente.

Además, Apple no siempre puede colaborar con las autoridades cuando se les requiere proporcionar datos de usuarios.

Por ejemplo, las conversaciones de FaceTime o iMessage no pueden proporcionarse a terceros, ya que Apple no puede descifrarlas y los datos provenientes de búsquedas, datos de localización o conversaciones con Siri no se almacenan, así que tampoco pueden ser requeridos para ningún tipo de investigación.

Personalmente, no voy a entrar a evaluar la credibilidad de ninguna de las partes involucradas, ni a debatir teorías de la conspiración o si es legítimo acceder a nuestra privacidad en pos de un supuesto bien común, pero sí quiero finalizar el artículo con una cita, precisamente, de un americano de pro y padre fundador de los EE.UU, Benjamin Franklin.

Aquellos que sacrifican libertad por seguridad, no merecen tener ninguna de las dos.

Más Información | Declaración Oficial de Apple (En inglés)

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *