31 julio 2016 Hardware, Industria, Software

DescubreApple-domingos

¿Os imaginais un Apple Watch que levite mientras se está cargando? Pues en un futuro podría ser posible si el proyecto en Kickstarter que propone una base para cargar el smartwatch suspendido en el aire unos centímetros gracias a un revolucionario sistema de inducción tiene éxito. Impresionante.

Y es que el Apple Watch se ha erigido como un protagonista destacado de estos últimos siete días, un Apple Watch cuya segunda generación podría llegar ya el próximo mes de Septiembre u Octubre, con un nuevo diseño más ligero y delgado gracias al nuevo cristal de la pantalla, mientras que el modelo actual estrenaría una colección especial de correas coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Río.

Un protagonismo que, para no variar, ha sido compartido con el iPhone 7, el Rey de los rumores a día de hoy.

Superada la cifra de los mil millones de iPhone vendidos desde su aparición en el mercado, el próximo iPhone 7 (si es que no se cambia el nombre a última hora) que podría aparecer a principios de septiembre, se mantiene como la gran esperanza de Apple de éxito en el mercado.

Y decimos lo de “gran esperanza” precisamente a raíz de otra de las noticias estrellas de la semana, la presentación de los resultados del último trimestre fiscal de Apple, unos resultados que no han sido precisamente para tirar cohetes y en los que las ventas han ido claramente a la baja, si exceptuamos el sector de los servicios y de un inesperado iPad.

En otro orden de cosas, ha habido tiempo para ver cómo el coche eléctrico de Apple parece que se aleja un poco más, para otro tirón de orejas a la política de impuestos de la compañía, esta vez de todo un Premio Nobel de Economía o de la enésima propuesta de Kanye West para salvar el mundo de la música.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *