25 enero 2016 Industria

Surface-NFL

En el transcurso del partido de la NFL entre los Broncos de Denver y los Patriots de Nueva Inglaterra, las Microsoft Surface que entrenadores, jugadores y técnicos usan durante los encuentros, fallaron mostrando una pantalla en negro durante un buen rato, y no es la primera vez que ocurre.

Gracias a la elevada audiencia que tiene el deporte rey en Estados Unidos, en la redes sociales podemos ver cómo algunos jugadores intentaban solucionar el problema: A cabezazos.

El elenco que hay en los partidos de la NFL por parte de los equipos que se enfrenan empequeñece a cualquier otro deporte del mundo, ya que debido a la elevada técnica y complicada planificación que requieren las jugadas, es necesario un elevado número de entrenadores de diferente rango, técnicos y demás. Todo ellos usan tabletas Microsoft Surface, con las cuales planifican las jugadas, que a menudo se miden en éxito o fracaso por escasos centímetros. En un momento crucial del partido, las tablets convertibles de Microsoft, dejaron de funcionar, mostrando únicamente una pantalla en negro.

El locutor de la CBS Evan Washburn explicó en directo que esto no es la primera vez que ocurre durante un partido de la NFL, personal de la cual estuvo trabajando en solucionar el problema, y aunque paulativamente algunas tabletas empezaron a funcionar de nuevo, la situación no se solucionó para todos los dispositivos. Rápidamente las redes sociales empezaron a desvelar el sentimiento de frustración que se vivía en el estadio, no sólo con la imagen superior con algunos técnicos a ciegas frente las Surface sin funcionar, sino también con jugadores que se quejaban de que esto es normal que ocurra, y mientras en anteriores ocasiones había jugadores que tiraban al suelo el aparato, en este caso otros han optado por darle cabezazos…

Los Patriots perdieron frente a los Broncos por un estrecho margen, y fueron las Surface del equipo perdedor las que fallaron. Del resultado del partido en cuestión salió el equipo que representará a su conferencia en la final del deporte rey estadounidense, por lo que la importancia del encuentro -y del fallo de los dispositivos- es mayor si cabe.

Microsoft ha pagado 400 millones de dólares para que sus dispositivos se usen en los laterales de los encuentros, y se ha asegurado que fueran perfectamente reconocibles enfundándolos en una visible carcasa azul. Sin embargo, los comentaristas televisivos siguen refiriéndose a ellos como “los iPads”.

Microsoft no tardó en achacar el problema a la red.

Y mientras, silenciosamente, Apple se va introduciendo en el mundillo de la NFL…

Vía | Appleinsider

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *