1 junio 2015 Hardware, Industria

Apple I

Imaginaros la sorpresa de los operarios de CleanBayArea, una empresa encargada de la gestión y reciclaje de productos de deshecho de Milpitas, California, cuando a la hora de separar el contenido de una caja de basura electrónica, se encontraron nada más y nada menos que con un genuino Apple I.

La primera computadora comercializada por la marca de la manzana data del año 1976 y los de CleanBayArea han logrado venderla de nuevo a un museo por 200.000 dólares (182.376 Euros) y ahora están buscando a la propietaria de la caja para compartir los beneficios con ella.

Y es que la política de la empresa es la de compartir al cincuenta por ciento todos los beneficios recaudados por la venta posterior de cualquier equipo donado, por lo que a la mujer le corresponderían unos 100.000 dólares.

Según Viktor Gichun, vicepresidente de marketing de la compañía, una mujer de unos 60 años dejó la caja en las dependencias de CleanBayArea el pasado Abril y el Apple I se encontraba escondido bastante al fondo de la misma, bajo toda una maraña de cables, teclados y ratones, por eso la propietario no debió darse cuenta de que se estaba deshaciendo de la computadora o quizás ignoraba el valor que tenía.

La mujer se fue sin dejar ningún contacto ni solicitar recibo alguno, pero Gichum está seguro de que la reconocería si volviese a verla y que le entregará el cheque por valor de 100.000 dólares en cuanto se pase por las oficinas de la empresa.

Este ejemplar es uno de los sólo 200 Apple I que se fabricaron y salió a la venta en 1976, el mismo año en que Steve Jobs, Steve Wozniak y Ronald Wayne fundaron la empresa en el garage de los padres de Jobs y fue el primer producto fabricado por la compañía, ensamblada a mano por el propio Wozniak.

Actualmente se estima que solo quedan alrededor de 63 aparatos en funcionamiento, de ahí su precio en el mercado del coleccionismo.

Yo aún conservo mi Apple IIe, en espera que la revalorización llegue también a este modelo…

Vía | Europa Press

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *