23 octubre 2014 Seguridad

antivirus-macos

Parece una pregunta absurda para muchos de nosotros ya que todos sabemos que en nuestro Mac no entran virus y estamos sanos y a salvo. Pero nada más lejos de la realidad, OS X e iOS también pueden ser vulnerables a ataques externos como virus, malware o hackers; en los que se puede ver comprometida tanto la seguridad de nuestro contenido como del propio equipo.

Lo que no se puede negar es que OS X recibe mucho menos ataques y virus que otros sistemas operativos. Las razones pueden ser varias, desde que es un sistema operativo aún minoritario o el simple hecho de que el usuario puede manejar mucho mejor lo que se instala y lo que no, gracias a la seguridad de la App Store, haciendo que pongamos mucha más atención y cuidado a lo que dejamos pasar.

Dicho esto, parece que no es tan absurdo perder un poco de nuestro tiempo de vez en cuando en descargar antivirus y ponerlo en marcha para quedarnos más tranquilos. Si no hay avisos de peligro mucho mejor para nosotros, pero si los hay es la única forma de enterarnos.

Otro motivo por el cual pasar regularmente un antivirus, aunque sea esas versiones de prueba mensuales que nos ofrecen algunas compañías, es porque podemos mejorar de la velocidad y rendimiento de nuestro ordenador con un simple click borrando las indeseadas cookies y archivos temporales que se van almacenando; algo que sin duda no supone ningún mal sino todo lo contrario ya que optimizamos a nuestro pequeño para dar lo mejor de si mismo.

Y por último, otra de las funciones del antivirus además de protegernos o blindar y cifrar nuestra información, es que lo podemos usar como una perfecta herramienta de control parental. Una buena manera de darle libertad a los hijos pero con la seguridad de que no van a acabar navegando por sitios donde no queremos.

Después de todos estos argumentos creemos que podemos contestar que sí, es necesario pasar cada cierto tiempo un buen antivirus a nuestro Mac bajo nuestro punto de vista. Tenemos total confianza en los chicos de Tim Cook, pero el sentido común y la sensatez nunca sobran. O como bien diría el refrán: más vale prevenir que curar.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *